Martes. 25.09.2018 |
El tiempo
Martes. 25.09.2018
El tiempo

La fortuna brilla en A Coruña con una lluvia de millones repartida entre varios puntos

carballo.jpg
carballo.jpg

La administración de lotería número dos de Carballo, en A Coruña, Alexandra, ha repartido cuatro millones de euros del premio Gordo del Sorteo Extraordinario de Navidad mientras que la número tres ha superado los seis millones de euros entre el segundo y uno de los cuartos premios.

María y Alejandro Eirís regentan la administración número dos de lotería de esta localidad de la comarca de Bergantiños, que trabaja desde 1986 y que es propiedad de su madre.

Entre ambos vendieron diez décimos del 13.437, el número del Gordo, "todo por ventanilla", según han explicado exultantes de felicidad por todo lo que implica haber repartido cuatro millones de euros. "Cada dos años damos un premio. Ahora no tenemos ni idea de cuándo o a quién se lo vendimos. Estamos muy contentos. Además, es mucho más bonito el sorteo cuando sale a última hora", ha contado María a los informadores allí congregados.

Minutos antes de que tocase el Gordo pensaron que habían repartido otro premio, pero se trató de un error y la decepción inicial se transformó en una fiesta cuando se dieron cuenta de lo que pasó con el primer premio.

Elvira Corredoira y Antonio Rodríguez están a pocos metros, en la administración número tres, que ya repartió 45 millones de euros correspondientes al Gordo en 2007.

Este establecimiento, abierto desde 1946 y que se fundó con las Quinielas, vendió un décimo del segundo premio (92.845) por ventanilla, con 125.000 euros, y tuvo treinta billetes, con sus diez décimos, de uno de los cuartos premios (67.009), con seis millones de euros. "Carballo es un pueblo muy afortunado", ha relatado Corredoira a los comunicadores con una copa de champán en la mano y ha explicado que "siempre gusta que pase gente que dice que le tocó, pero de momento no apareció nadie".

Para los loteros se trata de una "satisfacción muy grande", pues repartir tanto dinero es como si les tocase, aunque por desgracia no habían comprado ningún número de los premiados.

En la localidad se han vendido otros dos décimos del 7.617, ganador del otro cuarto premio, que suponen 40.000 euros entre ambos, suma que se engrosa a todo lo repartido en la zona durante este día.

LA SONRISA CORUÑESA BRILLA MÁS QUE NUNCA
La administración de lotería número veintiuno de A Coruña, La Sonrisa, también repartió hoy cuatro millones de euros correspondientes a una serie del primer premio.

Manuel Mahía lleva tres años al frente de esta administración de lotería situada en la avenida de Hércules, en el barrio coruñés de Monte Alto, y hoy ha recibido la noticia más importante desde que abrió sus puertas.

Cuando los niños de San Ildefonso cantaron el 13.437 no sabía que lo había vendido allí "porque eran solo diez décimos, pero el teléfono sonó a los cinco segundos para decir lo que había pasado".

En total son cuatro millones de euros, con 400.000 euros para cada uno de los décimos, una cantidad muy importante para este establecimiento, que vive este lunes 22 un espectacular momento. "Es la primera vez que damos un premio así en Navidad. Como mucho habíamos repartido algunas pedreas. Estuvo emocionante porque se hizo esperar", ha explicado a los informadores allí congregados.

Entre la alegría de los vecinos y la expectación que abarrotaba esta calle de Monte Alto, destacaba muy por encima de toda la escena La Sonrisa como Administración y también la sonrisa permanente en la cara de los tíos de Manuel Mahía, quienes compraron este número.

Mahía, que supone que el número "estará repartido entre vecinos", ha reconocido que siempre "gusta que le toque a gente trabajadora, a la que le puede hacer falta" y llama la atención sobre el caso de su tío. "Siempre juega al trece, no teníamos ninguna terminación en trece y le dije que quedaba uno que empezaba por eso número. No lo dudó, me dijo que se lo diese y ahora según tocó ya crucé al bar para decírselo", añade.

Ramona Mahía es la mujer del hombre que escogió el número y ha destacado que está "muy contenta" y que ahora espera "que haya salud". También ha festejado que le haya tocado dinero "a los pobres, porque los ricos ya tienen". "Hay que tapar muchos agujeros, no por mí, por lo que está detrás. Con mi jubilación voy arreglando y no es más rico el que más tiene sino el que se conforma con lo suyo. Pero siempre hay hipotecas por ahí y para eso irá", ha apuntado.

EL SEGUNDO DE AS PONTES
Una administración de lotería de la localidad de As Pontes, villa minera, industrial e interior de A Coruña, repartió asimismo esta mañana la fortuna entre sus vecinos una tira de diez décimos premiados del número 92.485, agraciado con un segundo premio.

Se repartieron entre varios bares de la localidad y sus afortunados propietarios recibirán 125.000 euros por cupón.

Este mismo número también se vendió en otras diez localidades gallegas -Cee, A Coruña, Carballo y Vigo, entre ellas.

Se trata de un despacho de lotería en una bombonería en el número 11 de la Praza do Hospital y que regenta la familia Bañobre Vidal. Vendieron una tira de diez número y el premio se cantó dos minutos antes de las 12:30 horas.

La fortuna brilla en A Coruña con una lluvia de millones repartida...
Comentarios