La Fiscalía cree que Urdangarin desvió fondos a Belice y el Reino Unido

La Fiscalía Anticorrupción sospecha que el duque de Palma, Iñaki Urdangarin, y su socio Diego Torres crearon una "estructura societaria" en Belice y Reino Unido que usaron supuestamente para desviar al menos 909.940 euros del Instituto Nóos.

Así consta en una petición de registro y en un informe policial, a los que ha tenido acceso Efe, contenidos en el sumario de la pieza del caso Palma Arena referida al Instituto Nóos, una entidad sin ánimo de lucro que presidió Urdangarin y que supuestamente le sirvió para desviar dinero público.

En los documentos se indica que durante el registro en Barcelona de varios domicilios y empresas que, según sospecha Anticorrupción, formaron parte de una red de sociedades tejida por el duque de Palma y su socio para desviar fondos, se intervino numerosa documentación referida a esta estructura societaria.

Se explica que de unas hojas manuscritas, también contenidas en el sumario, se infiere que se contrató a un abogado para crear y organizar esta estructura y también que "las personas a favor de las cuales se crea dicha estructura fiduciaria son Diego Torres e Iñaki Urdangarin", ya que en los documentos aparecen las iniciales "DT" e "IU" como los destinatarios de la información.

La sociedad que presuntamente usaron para desviar estos fondos es la mercantil De Goes Center for Stakeholder Management, a la que Nóos pagó 208.800 euros en 2006, 19.140 euros en 2007 y otros 262.000 euros en un periodo que no se concreta.

Además, según el fiscal, la Agencia Tributaria registró fondos que salieron del Instituto Nóos hacia "destino desconocido en Reino Unido", por valor de 420.000 euros.

También se obtuvo información sobre esta empresa en el registro de la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social, creada por Urdangarin tras dejar la presidencia del Instituto Nóos, donde se intervino una chequera con anotaciones entre las que destaca una que pone "De Goes Londres".

Marco Antonio Tejeiro, que compareció como imputado en el caso y trabajaba para Torres en la red de sociedades que tenía con Urdangarin, reconoció en su declaración ante la policía que los manuscritos referidos a esta estructura societaria en el extranjero eran de su puño y letra, dictados por Torres.

En ellos, se indica literalmente que De Goes for Stakeholder "es una sociedad 'agente' de una sociedad de Belice que por la legislación del Reino Unido tiene derecho a retirar hasta el 80 por ciento de los beneficios libres de impuestos, siempre que las operaciones sean realizadas en el extranjero. Sólo paga impuestos por el 20 por ciento de los beneficios".

La Policía halló en el registro de un bufete relacionado con la red un esquema manuscrito "relativo a una sociedad en Belice, una sociedad inglesa, una sociedad española, una cuenta en Suiza de la sociedad inglesa, una cuenta en Suiza de la sociedad de Belice y una cuenta en Suiza de una persona física, de tal forma que en el esquema se establecen diferentes contratos, pagos y transferencias entre todas ellas".

En el sumario se explica asimismo el procedimiento a seguir para constituir esta estructura que serviría para evadir impuestos, detallando que se tenía que crear una cuenta corriente en Luxemburgo y en Londres, así como una estructura en la capital británica y un contacto con un bufete de Belice.

La persona que creó esta estructura fue supuestamente el abogado especializado en fiscalidad Salvador Trinxet, representante de la sociedad Braxton Consulting de Barcelona y que en la actualidad, según el informe policial, está en paradero desconocido después de eludir "de forma reiterada la acción de la Justicia".

Comentarios