domingo. 20.09.2020 |
El tiempo
domingo. 20.09.2020
El tiempo

La fiesta explota a fondo sus raíces

Treixadura, en su actuación (Foto: Xesús Ponte)
Treixadura, en su actuación (Foto: Xesús Ponte)

El día más tradicional de las fiestas tuvo la más tradicional de las músicas como banda sonora. Quince grupos de las cuatro provincias llevaron la gaita y la percusión por todas las calles del centro el Domingo das Mozas, dentro de la XIII edición de la Mostra de Música Tradicional do Domingo das Mozas, organizada por la Asociación de Gaiteiros Galegos después de varios años sin hacerlo.

Las bandas se dispersaron por la ciudad, con actuaciones en cada una de las entradas al centro amurallado y en algunas de las plazas. Los ‘festeiros’ se encontraron con los sones tradicionales y los de alma más animada incluso recogieron la invitación a bailar, ya fuera en corros o en solitario. Jotas, muiñeiras, pasodobles y otras variedades musicales autóctonas se oyeron por doquier hasta pasada la media tarde, ya que la fiesta tradicional se concentró luego en la Praza de Santa María, donde Tanto nos Ten (TNT), Tino Baz y Treixadura tomaron el relevo de las quince bandas con actuaciones sobre el escenario, combinando las formas más apegadas a la tradición con otras más heterodoxas.

Tanto nos Ten, especialistas en música tradicional furtiva, como ellos se definen, aportaron letras cargadas de retranca y Tino Baz, cantor y gaiteiro todo en uno, con una larga carrera que incluye el paso por A Roda, ofreció su propuesta de música tradicional con letras de alto compromiso social.

Treixadura, formación de músicos y voces de As Rías Baixas -por algo su nombre hace honor a una de las variedades de uva más extendidas en esa zona-, puso el colofón a los conciertos del día en Santa María, ante una plaza llena. Treixadura encarna el clasicismo, el respeto a la tradición musical, la búsqueda en el patrimonio para recuperar piezas musicadas y corales del acervo cultural. Una propuesta que el público aprovechó con deleite, algunos con los brazos en alto y casi todos soltando, al menos, la punta del pie.

La fiesta explota a fondo sus raíces
Comentarios