domingo. 25.07.2021 |
El tiempo
domingo. 25.07.2021
El tiempo

La familia del policía burelés Rodrigo Maseda sigue con angustia la falta de noticias

Familiares y amigos del policía burelés Rodrigo Maseda Lozano siguen con angustia las tareas de rescate del joven, desaparecido en la playa coruñesa de Orzán junto a dos compañeros cuando intentaban rescatar a un joven eslovaco, que también continúa desaparecido. Los padres del burelés, de 35 años, su hermano, y una gran cantidad de amigos y familiares siguen en A Coruña pendientes de alguna noticia.

El tiempo transcurrido obliga a no albergar ya casi ninguna esperanza de encontrarlo con vida y solo la aparición del cuerpo podría aliviar el dolor de una familia rota, en la que el cansancio va haciendo mella. «O primeiro día estiveron bastante enteiros, pero xa ontes foi distinto e están totalmente destrozados e iso que en todo momento estiveron arropados, pois foi moita a xente que se desprazou ata A Coruña para acompañalos nestes duros momentos», aseveraba el alcalde burelés, José González Barcia, que fue una de las personas que se desplazó el día de la desaparición hasta la ciudad herculina para arropar a la familia en estos duros momentos.

Residentes en el mismo barrio, y con garajes contiguos, era raro la semana que Barcia no se cruzara con el padre del joven, responsable de la empresa de limpieza del puerto, y su madre, que trabajó en Sargadelos y ahora se encargaba del cuidado de una persona mayor. Del joven, Barcia destacó no solo su profesionalidad, sino su elevado grado de implicación y preocupación con los demás. «Persoas coma el é o que necesita esta sociedade», comentó, alabando el comportamiento del joven, que arriesgó su vida por salvar a otra persona.Su personalidad extrovertida y su forma de ser, «moi amigo dos seus amigos» hacen que todos en Burela recuerden a Rodrigo como «unha grande persoa». De hecho, sus mejores amigos lo son desde la infancia y su desaparición supuso un gran mazazo para todos ellos, máxime al fallecer en el mar del que era un gran enamorado. Desde pequeño, solía acudir a la playa de O Cantiño, su favorita, y no era raro verle hacer deporte por Burela, o en su moto, otra de sus grandes pasiones.

Su fortaleza física no fue suficiente para salvarse de la bravura del mar y de una playa peligrosa hasta en verano, «onde soe ondear a bandeira amarela», según reconocía un burelés que acude cada verano a la zona.

El dispositivo de rescate es «impresionante», según Barcia, y a los medios aéreos, con cinco helicópteros, se suman los apoyos por tierra y mar con unos 20 buzos, pero al cierre de esta edición la búsqueda había resultado infructuosa.

«Falamos coa oposición porque nesto non hai fisuras»

El regidor burelés está en contacto permanente con los portavoces del resto de grupos, a los que informa de la evolución de la búsqueda. «Falamos o venres e máis onte, estamos en contacto porque nesto non hai fisuras», explicó.

Barcia, que podría desplazarse de nuevo hoy a A Coruña, reconoció que es uno de los momentos más duros a los que se tuvo que enfrentarse como alcalde, junto con el naufragio del ‘Nuevo Amadorín’.

La familia del policía burelés Rodrigo Maseda sigue con angustia la...
Comentarios