lunes. 18.10.2021 |
El tiempo
lunes. 18.10.2021
El tiempo

La decisión de la Xunta sobre la A-54 provoca reacciones contrapuestas

La decisión de la Consellería de Medio Rural de informar favorablemente el trazado de la autovía de Lugo a Santiago entre Palas y Arzúa, propuesto por el Ministerio de Fomento y el último que queda de la vía, ha provocado reacciones contrapuestas en los responsables de los municipios afectados.

Representantes del ayuntamiento de Palas de Rei agradecieron ayer que el conflicto esté solventado y esperan que, ahora, Fomento pueda ejecutar las obras de acuerdo con lo previsto. Por otra parte, desde el Concello de Melide aseguran «non estar convencidos» con el nuevo trayecto, afirmando que «causará atrasos» en las obras y «non reducirá practicamente nada o impacto medioambiental» por el que se modificó el anterior trazado.

El primer teniente de la alcaldía de Palas, el popular Pablo Taboada, valoró ayer la decisión de Medio Rural, «porque el de Palas-Arzúa era el tramo más retrasado de toda la autovía, aunque ahora ya hay otros, entre Lugo y Palas, en los que no hay actividad por falta de financiación».

Taboada destacó que «tanto para el alcalde, Fernando Pensado, como para mí, la autovía entre Santiago y Lugo es un elemento básico para la dinamización turística y económica del municipio de Palas». En este sentido, adujo que «se trata de un importante atractivo para las empresas que se quieran instalar en nuestro polígono que, como se sabe, es uno de los más dinámicos de toda la zona».

Por lo que se refiere a las posibles repercusiones para el medio ambiente, el primer teniente palense se mostró partidario de la defensa del entorno ecológico, pero defendió que «no puede convertirse en algo que interfiera en el desarrollo de infraestructuras que son esenciales. Ambas cosas pueden ser compatibles».

En cambio, el teniente de alcalde de Melide, el socialista Manuel Prado, censuró ayer la «falta de información»· por parte de la Xunta, ya que asegura que conocieron los cambios «a través de unha breve nota de prensa máis o que saiu nos medios de comunicación».

Por este motivo, el teniente de alcalde comunicó el «malestar» del Concello melidense respecto a la toma de esta decisión. Prado afirmó que ésta «traerá importantes atrasos» en las obras y, además, considera que «non reducirá practicamente nada o impacto medioambiental en cuestión, xa que só suporá unha variación de 100 metros respecto ó trazado inicial».

El Concello de Melide solicita una reunión con la Consellería de Medio Rural para que «explique debidamente» los cambios en el proyecto o, en su defecto, «o envío dos documentos pertinentes» para «comprender a nova decisión».

AUTOVÍA OURENSE-LUGO

El Ministerio de Fomento someterá a información pública el proyecto de trazado del tramo de enlace entre Cambeo y San Martiño de la A-56, autovía Ourense-Lugo.

El nuevo tramo tendrá una longitud de 9,2 kilómetros y discurrirá por las localidades de Coles y Vilamarín. Contará con dos carriles de circulación de 3,5 metros de ancho, arcenes exteriores de 2,5 e interiores de 1,5 metros.

En el trazado se construirán los enlaces de Vilamarín, conectándola con la N-540, y Cambeo, permitiendo su enlace con la N-525.

La información pública se refiere a las expropiaciones en todo el trazado de la nueva vía y enlaces. Particulares y administraciones afectadas podrán presentar alegaciones en el plazo establecido.

La decisión de la Xunta sobre la A-54 provoca reacciones contrapuestas
Comentarios