martes. 12.11.2019 |
El tiempo
martes. 12.11.2019
El tiempo

La cumbre cuatripartita acuerda el desarme de los grupos ilegales en Ucrania

Estados Unidos, Ucrania, Rusia y la Unión Europea acordaron hoy rebajar las tensiones en el este de Ucrania con una serie de medidas que incluyen el desarme de los grupos ilegales y el envío de observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, anunció el acuerdo al término de la reunión, celebrada tras una escalada de la tensión en el este de Ucrania fronterizo con Rusia, donde en los últimos días grupos de activistas prorrusos tomaron varias dependencias oficiales.

Los observadores e trasladarán lo antes posible a los lugares donde grupos prorrusos han tomado dependencias y otros lugares públicos y negociará con ellos su rendición. De esta manera, se evitará el uso de la fuerza por parte de los cuerpos oficiales de seguridad, dijo hoy el ministro ucraniano de Asuntos Exteriores, Andriy Deschitsa, al término de una cumbre clave con los jefes de la diplomacia de Rusia, Estados Unidos y de la Unión Europea en Ginebra.

El ministro negó que su gobierno ordenará el repliegue de tropas del este del país, donde se han producido los desórdenes de las última semanas, pero indicó que éstas "no estarán involucradas" en el desarme u otras acciones relacionadas con los milicianos prorrusos.


La misión de la OSCE tendrá la tarea de garantizar el retorno de la calma a esa zona, así como la liberación de los detenidos durante la toma de dependencias públicas y otros actos fuera de la ley en esa región, indicó el homólogo ruso Lavrov. "Se acuerda que esa misión debe tener un rol preponderante en asistir a las autoridades ucranianas y a las comunidades locales en la implementación de las medidas para rebajar las tensiones allí donde más se necesiten, empezando en los próximos días", indica un comunicado aprobado por las cuatro partes.

Estas se comprometieron a apoyar el funcionamiento de la misión de la OSCE, incluso aportando observadores a ella.

Al término de la jornada de reuniones se anunció también que se procederá al desarme de todos los grupos ilegales en Ucrania, así como una amnistía para aquellos que participaron en los desórdenes.

"Una amnistía será concedida a los manifestantes y a aquellos que dejen edificios y otros lugares públicos y entreguen las armas, con excepción de los responsables de crímenes graves", indica el acuerdo. Además de devolver las dependencias públicas a sus legítimos ocupantes, se levantará la ocupación de calles, plazas y otros lugares públicos en ciudades y localidades ucranianas.

Estos compromisos son parte de un acuerdo más amplio al que se comprometieron hoy todas las partes y que incluye la puesta en marcha de una reforma constitucional en Ucrania para que una nueva Carta Magna de cabida a todos sus ciudadanos, tal y como explicó en rueda de prensa el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, al concluir la reunión.

"Ucrania va a comenzar un proceso de reforma constitucional, inclusivo, transparente y claro, que abra el diálogo con toda la población y que permita tomar en cuenta las aspiraciones de todos los ciudadanos del país", afirmó Kerry en una rueda de prensa que concedió junto a la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton.

Para Kerry y Ashton este compromiso ucraniano desbarata los argumentos esgrimidos por el Kremlin para justificar los actos de los activistas prorusos que han ocupado edificios públicos y se han apoderado de carros blindados ucranianos. "Espero que Rusia haya entendido que el proceso de reforma constitucional es suficiente y que por lo tanto dejen de apoyar a las milicias prorusas. No deben ocurrir más incidentes de este tipo", advirtió el secretario de Estado en referencia a las acciones de los grupos armados prorusos. "Rusia debe mostrar su seriedad", recalcó el jefe de la diplomacia estadounidense.

Kerry espera que los primeros resultados se vean lo antes posible. "Los próximos días son muy importantes. Si no vemos pasos en la dirección correcta entonces deberemos implementar más sanciones" contra Rusia, dijo. No obstante, el secretario de Estado estadounidense se mostró abierto a hacer lo contrario, es decir, a replantearse la imposición de sanciones, en caso de que la situación se calme. "Lo acordado hoy aquí no debe quedarse en palabras. Debe concretarse en acciones concretas e inmediatas", especificó Kerry.

Consultado sobre si se ha pedido a Rusia que desmovilice a los 40.000 soldados que según la OTAN tiene desplegados en la frontera con Ucrania, Kerry simplemente respondió que es algo que debería suceder conforme se restablece la calma en el país.

En relación a la península ucraniana de Crimea, que fue anexionada por Rusia tras un referéndum realizado en la región y declarado ilegal e ilegítimo por el Gobierno de Ucrania y por Occidente, Kerry recalcó: "No la damos por perdida". "Lo sucedido en Crimea violó la Constitución ucraniana y la ley internacional. Crimea sigue siendo ucraniana y recuerdo que acabamos de imponer sanciones por su anexión ilegal por parte de Rusia", concluyó.

La cumbre cuatripartita acuerda el desarme de los grupos ilegales...
Comentarios