jueves. 02.07.2020 |
El tiempo
jueves. 02.07.2020
El tiempo

La crisis origina un descenso del 50% en las solicitudes de créditos e hipotecas

Las solicitudes de créditos e hipotecas a entidades bancarias y cajas de la comarca se redujeron cerca del 50% desde el inicio de la crisis económica, según indicaron diversos profesionales del sector consultados por este medio.

Esta tendencia tiene su explicación en una especie de «sentimiento de desconfianza» hacia los bancos, motivado por las dificultades económicas por las que atraviesa el país. «Hai xente que aínda pensa que os bancos estamos pechados en banda e que non concedemos créditos. Nada máis lonxe da realidade, xa que os créditos son os mesmos que había antes ou incluso con mellores condicións, pero son os clientes os que non se fían. Principalmente a crise está a influir dende un punto de vista psicolóxico, a pesar de que a comarca conserva o mesmo nivel de ingresos», señalaron desde una entidad bancaria de Burela.

Otra de las oficinas consultadas indicaron, sin embargo, que sí existían antes unos criterios «menos rígidos» a la hora de conceder créditos, pero que en cualquier caso los actuales no difieren en gran medida a sus predecesores. Una tendencia que sí que se realiza ahora en prácticamente todos los bancos es el de la renegociación de los créditos «aumentando os prazos ou o importe solicitado».

Las entidades bancarias también coincidieron a la hora de señalar que el aumento del paro no fue tan fuerte en la comarca como en otras áreas de la geografía nacional. «O nivel de paro na comarca non é tan acentuado como noutros sitios ou nas cidades. Aquí o nivel de ingresos segue sendo parello ó que había hai dous anos e en parte é así porque a comarca non depende tanto da construcción, que foi o sector máis afectado. O batacazo levárono empresas de fóra que tamén contrataban a xente de fóra», indicaron desde otro de los bancos de la comarca. Esta realidad marca que la capacidad adquisitiva sigue siendo pareja a la existente antes de la crisis, pero ahora sí hay un mayor control del gasto. «Non hai moita actividade crediticia, a xente retraeuse coa crise e está máis comedida. Non hai operacións con tanta alegría e a xente non pide tanto como antes», señalaron desde uno de los principales bancos de Viveiro.

Las hipotecas, como parte de los créditos, también se mantienen en una línea austera. Actualmente no se construye mucho, pero sí que hay muchos inmuebles construidos que esperan ocupación. «O das hipotecas está paralizado. Hai poucas operacións e hai máis oferta que demanda. O sistema está bastante relentizado aínda que segue habendo solicitudes por parte de empresas, que seguen tendo esas necesidades», indicaron desde Viveiro.

Ante esta situación está surgiendo un pequeño oasis a través de los créditos Ico del Gobierno, pero a pesar de todo estos también experimentaron una caída del 20% respecto a 2009. «Este tipo de créditos están tendo unha mellor saída e a verdade é que están axudando bastante ó sector», señalaron desde Burela.

Gasto 

Todas las entidades bancarias consultadas fueron unánimes en señalar la existencia de una tendencia respecto a los gastos cotidianos. «A xente estase a manter nunha liña aforradora e iso nótase nun descenso das domiciliacións bancarias, sobre todo referentes a gastos superfluos», indicaron desde uno de los principales bancos de la comarca. Estos gastos responden, fundamentalmente, a donaciones realizadas a ONGs, subscripciones a publicaciones escritas, afiliaciones a asociaciones o clubs, y pagos a empresas de telefonía y suministradoras de servicio de internet.

Esta tendencia se explica no solamente desde la óptica de la crisis, sino también por el aumento de la factura de la luz, la del gas o por el incremento en el precio de la gasolina. Todos estos factores, unidos a la situación de incertidumbre que provoca la crisis, han hecho que también se reduzcan mucho los créditos menores de los bancos, como los existentes para la compra de automóviles. «Agora mesmo mercar un coche ten unhas condicións moi boas, en moitos casos cun 0% de interese durante as 10 primeras mensualidades, pero aínda así neste senso temos unha caída do 50%», explicaron desde Burela. Pese a todo las inversiones realizadas por los clientes no aumentaron, aunque sí redujeron su política de gasto.

FUTURO

  • Los profesionales ven ya síntomas de recuperación. A pesar de que los datos de los dos últimos años no son muy positivos para los bancos de la comarca, las entidades también empiezan a observar ciertos síntomas de recuperación. «Este mes imos firmar cinco hipotecas, que é precisamente a media mensual que tiñamos antes da crise, o que demostra que pouco a pouco xa vai existindo unha certa recuperación», explicaron desde una de las oficinas bancarias de Burela.
  • Previsiones. Desde los bancos sitúan este año como el inicio de tiempos mejores para la economía, aunque coinciden en señalar que el crecimiento será lento. «A comarca ten unha economía basada no mar que sempre é segura», indicaron.

La crisis origina un descenso del 50% en las solicitudes de...
Comentarios