miércoles. 05.08.2020 |
El tiempo
miércoles. 05.08.2020
El tiempo

El 37% de los parados de Lugo no recibe prestaciones

La Confederación Intersindical Galega (CIG) celebró esta mañana una asamblea general en la comarca de Lugo, en la que se pusieron sobre la mesa datos inquietantes sobre la situación laboral de los trabajadores de la provincia y se acordaron una serie de medidas que pueden contribuir a capear la actual situación de crisis, iniciativas que más tarde fueron plasmadas en un documento y presentadas en el registro general de la Xunta de Galicia por un grupo de unos cien delegados sindicales.

El secretario comarcal de la CIG, Xosé Ferreiro, recordó que este sindicato ya había calificado hace tiempo la situación del mercado laboral en Lugo como "dramática", antes incluso de que se percibiesen los primeros indicios claros de la crisis económica. De hecho, recordó que unas 40.000 personas tuvieron que dejar su casa en los últimos diez años para buscarse la vida fuera de la provincia, ante la imposibilidad de encontrar un trabajo digno en su tierra.

Subrayó, además, que unos cinco mil trabajadores se fueron al paro en los últimos meses, como consecuencia de los devastadores efectos de la crisis económica, mientras que el 37% de las personas que no tienen trabajo en esta provincia ya no está percibiendo "ninguna prestación económica por desempleo".

En el documento que presentó la CIG en el registro general de la Xunta de Galicia figura una serie de medidas que pueden contribuir a mejorar la situación económica de Lugo y, sobre todo, a generar empleo estable y de calidad. Entre otras iniciativas, el sindicato nacionalista le pide a la Administración autonómica que incentive el desarrollo industrial de aquellas empresas que completan su ciclo de producción en la provincia.

De hecho, Ferreiro subrayó que hay "demasiadas empresas" que se dedican a "explotar las materias primas de Lugo", pero no cierran su ciclo de producción en esta provincia, de forma que "el valor añadido" que generan los recursos de Lugo se marcha para otras regiones o incluso países.

Por otra parte, la CIG considera fundamental que la Administración autonómica articule una serie de medidas encaminadas a favorecer el retorno de las 40.000 personas que tuvieron que abandonar la provincia en la última década para buscar un trabajo. A su juicio, como consecuencia de la crisis económica, muchas de ellas perderán su empleo en sus lugares de destino, por lo que la Xunta de Galicia tiene que hacer "un esfuerzo para incentivar" su vuelta.

Ferreiro opina que una parte importante del futuro de esta provincia pasa, precisamente, por el retorno de "esos jóvenes", por lo que la Xunta de Galicia debería fomentar iniciativas de autoempleo e implementar otro tipo de ayudas para que la vuelta a Lugo fuese atractiva para ellos.

De forma más genérica, la CIG también reclama una mayor persecución por parte de las autoridades laborales de la precariedad laboral, así como que la Administración autonómica impulse la negociación colectiva, puesto que, a su juicio, está "totalmente paralizada" desde hace meses.

El 37% de los parados de Lugo no recibe prestaciones
Comentarios