martes. 21.09.2021 |
El tiempo
martes. 21.09.2021
El tiempo

La CEG baraja a Antonio Fontenla como presidente

Jaime López y Antonio Fontenla
Jaime López y Antonio Fontenla
La patronal celebrará elecciones en enero y aspira a contar con un candidato de consenso para devolver la estabilidad a la institución

La Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) dio este miércoles otro paso para intentar normalizar su situación después de que el 7 de octubre el ourensano Antonio Diéter Moure abandonase la presidencia tras un efímero mandato de menos de nueve meses, incapaz de sacar adelante su plan de viabilidad. 

El comité ejecutivo –integrado por los primeros espadas de las cuatro patronales provinciales– acordó designar como secretario general de modo provisional a Jaime López, quien está al frente de la patronal de Lugo con Jesús Quintá. Además, se acordó convocar en los próximos días nuevas elecciones, a las que se presentará "un candidato de consenso" para devolver la estabilidad a la institución. Según pudo saber AGN, sobre la mesa está recuperar para el cargo al patrono de los empresarios coruñeses (CEC), Antonio Fontenla, quien actualmente ejerce como portavoz de la CEG y que ayer descartó que se contemplen ya nombres. 

Precedido por un mandato de 12 años que desarrolló entre 2001 y 2013, el constructor contaría con el respaldo de la CEC y de las patronales de Pontevedra y Lugo. No parece que vaya a tener el apoyo de la Confederación de Ourense (CEO) después de que el coruñés respaldase a Moure en los comicios de enero, una convocatoria a la que también concurrió el presidente de la CEO, José Manuel Pérez Canal, quien perdió por solo diez votos. 

La gestora ha descartado reformar los estatutos para ir hacia una presidencia rotatoria. En buena medida habría influido el hecho de que el pool bancario que está dispuesto a conceder una nueva hipoteca por valor de 1,2 millones habría exigido volver a la estabilidad. 

Los estatutos estipulan que la asamblea general que elegirá al nuevo presidente debe convocarse con una antelación mínima de 40 días

A falta de que se despeje la incógnita de quién será finalmente el candidato, siguiendo los estatutos, que estipulan que la asamblea general que elegirá al nuevo presidente debe convocarse con una antelación mínima de 40 días, la idea es fijar la cita en enero. En declaraciones a AGN, Fontenla indicó que su intención es que se celebren "o antes posible", de forma que podrían tener lugar alrededor del 17 de enero. 

La fecha quedará fijada en breve, pues la gestora tiene hasta el miércoles, día 7, para convocar los comicios. Es cuando se cumple el plazo máximo de dos meses que estipulan los estatutos para establecer la fecha para una votación en caso de quedar vacante la presidencia. 

Hasta las elecciones, Jaime López ocupará la secretaría general de la CEG. Su cometido será refrendar los acuerdos adoptados. Este puesto quedó descubierto el 10 de octubre, cuando la gestora pilotada por las provinciales despidió a Fausto Santamarina con una indemnización de 83.000 euros. Con esta medida, el comité redujo los costes salariales, visto que el exsecretario percibía unos 100.000 euros al año. La suya no fue la única salida, pues otros dos contratos fueron rescindidos, entre ellos el de una directora de internacionalización que percibía unos 50.000 euros anuales. A estas medidas se sumó la reducción de la jornada de cinco trabajadores. 

Entre los cometidos del futuro presidente estará atar la concesión de la nueva hipoteca de 1,2 millones que pesa sobre la sede de Santiago. También tendrá que negociar con la Xunta la prórroga del plan Pexga, un programa financiado con 1,8 millones del que dependen 4 empleos.

La CEG baraja a Antonio Fontenla como presidente
Comentarios