Lunes. 18.12.2017 |
El tiempo
Lunes. 18.12.2017
El tiempo

UNA ESPECIE INVASORA LLEGADA DE CHINA

La avispilla del castaño salta desde O Courel a Quiroga tras recorrer el cauce del Lor

Castaño afectado por la avispilla en O Courel
Castaño afectado por la avispilla en O Courel
Los expertos consideran que la plaga podría llegar a comprometer hasta el 80 por ciento de la producción de castañas en la zona

La plaga de la avispilla del castaño (dryocosmus kuriphilus), un pequeño insecto que merma la producción del fruto de este árbol y que puede llegar a secarlo, ya ha colonizado la práctica totalidad de O Courel y, siguiendo el cauce del río Lor, ha llegado al valle de Quiroga, donde se ha constatado ya una importante afectación de los sotos, según destacó el botánico y exconcejal de medio ambiente de Monforte Guillermo Díaz Aira, muy preocupado por la magnitud que está cogiendo la infestación. Es tal la magnitud del problema que tanto él como otros expertos hablan de que podía verse comprometida el 80 por ciento de la producción de castaña de la zona para la próxima cosecha, uno de los principales recursos de los habitantes tanto de la sierra courelá como del valle quirogués. 

"Esto es imparable. Da pena ver como esta plaga contagia de forma rapidísima los sotos, circunstancia en la que han tenido mucho que ver las altas temperaturas y la falta de lluvia que hemos padecido este invierno", destacó Díaz Aira.

El único remedio existente hasta el momento es soltar un parásito, pero se desconfía de que el tratamiento no sea inocuo

Semanas atrás, Antonio Rigueiro, profesor de la Universidade de Santiago de Compostela y director de la Estación Científica de Seoane do Courel, explicó que actualmente la plaga de la avispilla está extendida por las masas de castaños de casi toda la comunidad gallega y que, hasta el pasado verano, O Courel era una de las pocas zonas que había permanecido más o menos a salvo, aunque lo lógico era que acabase sucumbiendo toda vez que hace un tiempo que se comprobó que la plaga había llegado a O Incio, territorio colindante con O Courel .

"Falamos dun insecto que voa, polo que a súa expansión é rápida e difícil de controlar", comentó Rigueiro.

REMEDIOS. Por el momento no existen productos fitosanitarios que acaben con este insecto que perjudica los castaños. La única acción que de momento se ha mostrado medianamente eficaz para luchar contra la avispilla es la suelta del parásito que se la come llamado torymus sinensis, pero algunos especialistas indican que es necesario controlar su expansión para que no se produzca un efecto rebote, que la solución acabe siendo peor que el problema.

La presencia de la avispilla se localizó en Galicia por primera vez hace tres años en el entorno del campus de Lugo y en otros puntos de la ciudad, propagándose rápidamente por toda la provincia.

La avispilla del castaño salta desde O Courel a Quiroga tras...
Comentarios