domingo. 20.10.2019 |
El tiempo
domingo. 20.10.2019
El tiempo

La aventura de trabajar de Erasmus

Pablo (izquierda) y Ángel, recién llegados a Alemania
Pablo (izquierda) y Ángel, recién llegados a Alemania
El IES Lois Peña Novo de Vilalba abre una nueva puerta a Europa y se estrena este curso gestionando prácticas a sus alumnos en el extranjero. Pablo Blanco y Ángel Vázquez fueron los primeros en hacer la maleta rumbo a Alemania

Vilalba se estrena con el Erasmus Plus. Por primera vez, un centro de la capital chairega gestiona proyectos de este programa educativo internacional, que a tantos estudiantes ha movido entre fronteras. Y Vilalba abre este curso una puerta a todas ellas. Empieza una «aventura» por Europa para el IES Lois Peña Novo, como reconocen desde el centro, y para sus alumnos, que tendrán a su alcance un trabajo en prácticas a miles de kilómetros de casa.

«Conseguir a carta Eche, que nos abre a porta á UE, supón que os alumnos teñan as mesmas posibilidades nun centro pequeno como o noso que noutros grandes institutos de Galicia. E que se lles poida xestionar é un plus», valora el director del Lois, Emilio Silva, que mantiene un contacto casi diario por WhatsApp con los conejillos de indias de este proyecto piloto, Pablo Blanco y Ángel Vázquez, los dos primeros aventureros que no dudaron en coger la maleta y vivir la experiencia antes de adentrarse en la búsqueda de trabajo cerca de casa.

Ambos, ya titulados como técnicos de grado medio en Electromecánica de Vehículos Automóviles, llegaron hace apenas dos semanas a su destino, Cuxhaven, una ciudad situada en la costa del Mar del Norte de Alemania.

«Creo que es una oportunidad de conocer a fondo otra cultura que pocas veces se presenta con un riesgo tan bajo. Siempre me ha gustado viajar y rara vez tengo la ocasión. Conciliar trabajo con una experiencia como esta, con un montón de cosas nuevas, es algo genial», dice Pablo, un vilalbés de 31 años, mientras su compañero de aventuras, Ángel, natural de la parroquia vilalbesa de Distriz y con diez años menos, apunta: «Estas oportunidades non se soen dar e hai que aproveitalas cando as ves».

Tienen espíritu joven y poco miedo a los desafíos, pese a ser la primera vez que pasarán seis meses fuera de casa, y en un país extranjero. Su reto es mejorar y conseguir experiencia laboral.

EXPERIENCIA. «El idioma es lo peor y lo más difícil los primeros días. Es complicado, pero poco a poco te acostumbras y empiezas a entender cosas. Además, con un poco de dominio de inglés arreglas casi todo», dice Pablo, que asegura que, por lo demás, «clima, horarios y comida es parecido y fácil de acostumbrarse».

Para Ángel, el alemán también es una de las mayores dificultades y reconoce que aunque sí tienen base de inglés, en la distancia es donde son conscientes de que «sería máis fácil se no instituto ensinaran máis a pronuncialo e a falalo». No necesita aprobar exámenes ahora.

Echa de menos los «produtos típicos da aldea: pan da casa, carne, produtos da horta frescos», aunque, dice, «aínda é cedo para ter morriña». «Xa haberá tempo a tela», comenta, mientras su compañero ríe con la pregunta. «Por ahora quizás el sol, aunque suena raro decir eso siendo gallego». Las horas de luz se acortan en su nuevo destino, donde pasadas las cuatro y media ya es de noche.

Si algo ya tienen claro es que le recomendarán la experiencia a cualquiera: vivir nuevas experiencias o aprender otro idioma son algunas de las posibilidades

«E os horarios de traballo que fan tamén son diferentes, xornadas continuas parando o xusto para comer», dice Ángel, que pasará los próximos seis meses trabajando en Köster Autohaus, un concesionario de Ford y Volvo. «O primeiro día estiven algo perdido, xa que non todos no taller falan inglés, pero daste entendido e cada día noto mellora de comunicación e de relación con compañeiros», comenta.

Su objetivo es reforzar los conocimientos que adquirió en el ciclo que cursó en Vilalba «e acabar as prácticas tendo un nivel fluído falando inglés». «Quedarme aquí ou volver depende un pouco de que tal acabe esta experiencia, que aínda son moi poucos días», reconoce. Y es que casi recién llegado es precipitado sacar conclusiones.

Pablo está haciendo sus prácticas en Autocenter Manikowski, un concesionario oficial del Grupo VAG. «La acogida fue buena, la gente muy amable y dispuesta a ayudar», indica. ¿El futuro? Incierto. «No lo tengo claro, supongo que cualquier cosa me vale, quedarme o volver, cuando se acerque el momento me lo pensaré», dice.

Y mientras los días avanzan, si algo ya tienen claro es que le recomendarán la experiencia a cualquiera. «Hay que hacer cosas nuevas y ver de que eres capaz», dice Pablo, a lo que Ángel añade: «Só se vive unha vez e morrer sen saír da casa pois case que non».

UN PLUS PARA EL CENTRO. Desde su origen, el director del Lois Peña Novo los apoya y valora. «Agradézolles moito a valentía de facelo os primeiros», dice, y destaca el trabajo de un equipo docente en el que señala a Isabel Doval, la coordinadora de programas, o a Alfonso Villares, el orientador, para poder abrir esta nueva puerta de Vilalba a Europa.

Conseguir la carta Eche es equiparar las posibilidades de los alumnos a las de los de cualquier otro instituto

«Cando se foi informando polas aulas non houbo un gran entusiasmo, pero o feito de que poidan elixir, de que teñan esta opción, é moi positivo», dice el director, que destaca los beneficios de «ver novas maneiras de traballar ou aprender idiomas nunha experiencia interesante que recomendaría a tódolos alumnos». «Este ano cinco ou seis de Automoción xa o están pensando», apunta.

Las prácticas a través del Erasmus Plus son de tres meses para los estudiantes de ciclos o de seis para la Formación en Centros de Trabajo (FCT) para los recién licenciados. «As becas para ciclos medios cubren practicamente todo», destaca el director, que defiende que «coñecer outras culturas sempre é unha vantaxe cuantitativa importante». Pero existe un riesgo, dice, «descapitalizarnos» si todos se van fuera o se quedan en el extranjero.

«Para nós é unha aventura e para os rapaces tamén. Espero que con final feliz e que sexa o inicio de moitas outras». Ahí queda el mensaje.

La aventura de trabajar de Erasmus
Comentarios