sábado. 06.03.2021 |
El tiempo
sábado. 06.03.2021
El tiempo

Kerry culpa a Teherán de la falta de acuerdo, pero mantiene la confianza en que éste se alcance en los próximos meses

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, aseguró hoy que espera que se logre un acuerdo sobre el programa nuclear iraní en los próximos meses y culpó a Teherán de la falta de pacto en las recientes reuniones de Ginebra.

"Nuestra esperanza es que en los próximos meses podamos encontrar un acuerdo aceptable para todos", dijo el jefe de la diplomacia estadounidense en Abu Dabi, donde llegó ayer para reunirse con los responsables emiratíes.

Kerry afirmó que el grupo 5+1 e Irán han hecho "progresos" en sus reuniones en la ciudad suiza, pero que los iraníes "no eran capaces de aceptar en este momento" la propuesta internacional.

En una rueda de prensa conjunta con su homólogo emiratí Abdalá bin Zayed al Nahyan, indicó que pese a las negociaciones Washington no está en "una carrera" para lograr el éxito de las mismas.

Para tranquilizar a su aliado emiratí, hizo hincapié en que su país no permitirá que Irán adquiera armas nucleares porque este punto es "central para la política de EE UU". Subrayó que protegerá a sus aliados regionales, que las sanciones contra Irán continúan y que mantener conversaciones "no significa renunciar a nada", incluida la opción militar. "Un Irán nuclear es una amenaza para Israel y la región", alertó Kerry, quien subrayó que un acuerdo protegería de modo "más eficaz" al Estado hebreo.

En la misma línea, apostilló que "EE UU no hará nada en las negociaciones con Irán que afecte a las relaciones estratégicas con los Emiratos".

El ministro emiratí de Exteriores señaló al respecto que las diferencias entre EE UU y su país y otros estados del golfo Pérsico sobre Irán o Siria se han "exagerado".

Al Nahyan reconoció divergencias en algunos pasos dados por EE UU pero destacó que "no hay un desacuerdo sobre la estrategia global en la región".

El responsable estadounidense advirtió por otro lado de que si se renuncia a la diplomacia se pondría en peligro la unidad de la comunidad internacional y que mantener a Irán aislado también es un riesgo. Por ello, Kerry remarcó que es responsabilidad de su país proseguir con las negociaciones y que los países del G5+1 (EE UU, Rusia, Gran Bretaña, Francia, China, más Alemania) se han mantenido unidos.

Durante su visita a Abu Dabi, Kerry se ha reunido, entre otros, con el príncipe heredero de Abu Dabi y subcomandante supremo de las Fuerzas Armadas emiratíes, Mohamed bin Zayed al Nahyan.

Emiratos es escéptico ante las negociaciones con Irán y considera que un eventual pacto sobre su expediente atómico iría en beneficio del régimen de Damasco, aliado de Teherán, y, por extensión, de la minoría chií presente en Arabia Saudí y el Yemen.

Entretanto, Irán y el Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA) firmaron hoy un acuerdo que pondrá bajo inspección internacional el reactor de agua pesada de Arak y la mina de uranio de Gachin.

Kerry culpa a Teherán de la falta de acuerdo, pero mantiene la...
Comentarios