Juzgado por realizar gestos obscenos ante la Guardia Civil

Un vecino de Sarria de 34 años de edad, M.L.P., aceptó ayer una condena de cuatro meses de prisión por colocarse delante de un vehículo de la Guardia Civil realizando gestos obscenos y atacar a los agentes.

Tal y como se recoge en el escrito de acusación de la Fiscalía, el suceso se produjo sobre las tres y cuarto de la tarde del 25 de diciembre de 2011, cuando una patrulla de la Guardia Civil acudió a un pub de la calle Vázquez Queipo tras recibir una llamada por un altercado que se había producido en el local.

Consiga AQUÍ la información completa

Comentarios