jueves. 02.04.2020 |
El tiempo
jueves. 02.04.2020
El tiempo

Julia Otero inaugurará las charlas organizadas por el aniversario de Monforte como ciudad

La periodista Julia Otero, la presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas Baamonde, y la secretaria xeral de Urbanismo, Encarnación Rivas, serán algunas de las monfortinas ilustres que participarán en los actos del 125 aniversario de Monforte como ciudad que el Ayuntamiento pretende celebrar a partir del mes de agosto.

La programación incluye un ciclo de diez conferencias con monfortinos destacados por su trayectoria profesional que abordarán su pasado en la ciudad y sus vivencias en la misma. Además, apelarán al sentimiento de ser monfortino. La iniciativa se denomina 'Monforte, o invento dos monfortinos na emigración' en alusión a uno de los versos del fallecido poeta Lois Pereiro, también de la ciudad del Cabe. El calendario de las conferencias no está del todo cerrado pero, según las primeras previsiones que baraja el equipo de gobierno municipal, la idea es que sea Julia Otero, hija predilecta de Monforte, la que abra el ciclo con una ponencia que podría realizarse a mediados de agosto coincidiendo con las fiestas patronales.

Los actos del 125 aniversario también incluirán una exposición denominada 'Monforte soñando o futuro' que recogerá el pasado de la ciudad, tendrá carácter itinerante y cuyos comisarios son el gráfico Xurxo Lobato y el periodista José Manuel Pereiro, hermano del fallecido Lois Pereiro.

Las celebraciones también reservan un espacio para los monfortinos que dedicaron su vida a la ciudad sin marcharse de ella y ese es el caso de 'Sempre en Monforte',  una actividad que pretende ser un homenaje a los alcaldes que tuvo el municipio durante los últimos 125 años. En la actualidad sólo están con vida, además de Severino Rodríguez, Pablo Fernández, José Castiñeira y Nazario Pin, pero el reto es que familiares y personas cercanas a los ya fallecidos puedan participar en el homenaje que tendrá carácter institucional y que, según afirmó Severino Rodríguez, "será un acto que estará por encima de los partidismos".

La cuarta de las actividades se pondrá en marcha cuando comience el nuevo curso escolar y consiste en un intercambio generacional. Un grupo de personas mayores de setenta años se desplazará a los colegios para departir con los más pequeños sobre el pasado de Monforte, su aspecto y el día a día de la vida en la ciudad hace décadas. Además, también habrá representaciones para apoyar los diálogos.

Las actividades terminarán en diciembre con la distribución a domicilio de 7.000 ejemplares de un libro conmemorativo. Será especialmente gráfico, con imágenes del Monforte de antes y del actual y la idea es que cada casa de  la ciudad tenga un tomo.

El programa de actos diseñado por el equipo de gobierno local da prioridad a la memoria y a la reconstrucción del pasado sin perder de vista el futuro. Pretende que los monfortinos recuerden, en el caso de los más mayores, y conozcan, en el caso de las generaciones más jóvenes, un hecho insólito que ocurrió en 1885 cuando el rey Alfonso XII comunicó que Monforte contaba con la categoría de ciudad por "el aumento de la población, el progreso de su industria y comercio" y su "adhesión a la monarquía". La noticia llegó por carta a la casa consistorial pero el proceso había comenzado dos años antes con la inauguración de la línea férrea de Palencia a A Coruña que daba a Monforte especial importancia.

  • Un valor que perdió fuerza con el tiempo. La inauguración de la línea férrea Palencia-A Coruña convirtió a Monforte en un nudo ferroviario y fue la base del despegue de la zona. En 1883, los propios reyes Alfonso XII y su esposa la reina María Cristina acudían en persona a inaugurar el trayecto.
  • Bonanza. La estación de ferrocarril monfortina contaba con zona de carga y descarga de mercancías, depósitos y talleres de máquinas, almacenes y cientos de trabajadores unidos al tren, convirtiéndose así el ferrocarril en un complejo entramado económico que representó el eje central de la vida de la comarca de Lemos. Fue esa bonanza la que impulsó el título de ciudad en 1885 y la que convirtió el barrio de A Estación en el centro neurálgico de Monforte.
  • Declive. Pero la situación cambió en el último cuarto del siglo XX, coincidiendo con el paulatino desmantelamiento de los servicios con los que contaba la estación y su traslado a localidades como Ourense o León.

Julia Otero inaugurará las charlas organizadas por el aniversario...
Comentarios