miércoles. 04.08.2021 |
El tiempo
miércoles. 04.08.2021
El tiempo

Javier Vila descarta pactos en O Corgo y Ferreiro gobernará en minoría

Javier Vila
Javier Vila
El edil independiente no ve en el PP señales de renovación ni interés por los problemas vecinales y dice que recibió "ameazas" del PSOE. Trabajará desde la oposición "polo ben xeral"

El concejal independiente Javier Vila descarta un pacto con PP o PSOE y se votará a sí mismo en el pleno de investidura de mañana, por lo que el popular José Antonio Ferreiro repetirá como alcalde, pero al frente de un goberno en minoría.

Vila, el único edil electo de Demócratas Independentes de O Corgo (DIC), apeló ayer al "sentido común" para justificar su decisión de no sellar alianzas con un PP en el que no aprecia señales de renovación ni atención de las necesidades vecinales y con un PSOE al que acusó de incurrir incluso en "insultos e ameazas" en busca de su apoyo para llegar a la alcaldía.

Este empleado de farmacia y abogado, que se presentó el 24-M con DIC tras ocho años como edil del PP, apeló también a la "coherencia" para ponerse a trabajar desde la oposición, con "políticas construtivas en defensa do ben xeral".

Interpelado sobre las suspicacias acerca de sus intenciones tras resultar clave para cualquier pacto -se le ha acusado de buscar la alcaldía, ya fuese con el PP o el PSOE-, dijo que no va a estar "no goberno de ningún", sino "ocupar a posición que deron as urnas". "Cremos que dende a oposición se pode traballar polos veciños e servir aos seus intereses", recalcó.

Vila hizo hincapié en que esta es una decisión "de equipo" -informó de ella a través de un comunicado consensuado con sus compañeros de lista- y que "está baseada na lealdade á xente" que apoyó a DIC en las pasadas elecciones. "Queremos defender os intereses desa xente e dos demais veciños, sempre estaremos á súa disposición", subrayó.

Sobre las razones que han llevado a su candidatura a no pactar con el PP, dijo que su respaldo a los populares "pasaría por unha renovación da propia xente do partido, que demostrasen traballar de cara a un futuro e tivesen relación coas parroquias, con visitas periódicas, levando proxectos e cun trato directo e persoal cos veciños, para coñecer as súas necesidades", requisitos que dijo "non percibir ata agora e que si forman parte da liña que segue DIC".

En referencia a sus contactos infructuosos con el PSOE, Vila afirmó que "só se contemplaba o apoio cunha actitude construtiva" pero que, en cambio, los socialista respondieron "con presións aos membros da lista" e incluso con "algún insulto e ameaza" hacia él, "que o único que demostran é que se quere gobernar custe o que custe".

Sobre el BNG, recordó que, a través de los comunicados de prensa, los nacionalistas dejaron claro que nunca estuvieron dispuestos a "formar parte dos grupos de goberno", por "diferencias ideolóxicas", aunque, "como a calquera partido, tamén lles ofrecemos o noso apoio para iniciativas construtivas en aras do interese xeral".

Tras esa referencia a las otras tres fuerzas con representación en la nueva corporación de O Corgo, Javier Vila insistió en que "as urnas decidiron que estivésemos na oposición e desde alí faremos o noso traballo" poniendo fin a "todas as especulacións que había sobre se iamos apoiar a uns ou a outros".

Sobre sus planes durante los próximos cuatro años, y tras insistir en que su grupo "toma as decisións en común dende o primeiro día", señaló que, como hasta ahora, DIC "está aberto a todas as iniciativas que favorezan aos veciños do Corgo".

Entre otros proyectos que ve necesarios, mencionó una guardería, una residencia de la tercera edad, unas vías a lo largo de la N-VI para consolidar un núcleo urbano, la creación en el polígono de parcelas de menor tamaño para ponerlas a disposición de los pequeños empresarios locales, unas viviendas sociales y "todo o que conleve unha mellora cidadá".

CONTACTOS. Según ha podido saber este diario, las negociaciones del PSOE con Vila estuvieron abiertas hasta ayer, día en el que, según indicaron desde el entorno de ese partido, los socialistas tiraron la toalla al no apreciar una voluntad real de negociar por parte del edil independiente, pese a coincidir en algunas de las necesidades del municipio.

Esas mismas fuentes decían desconfiar, antes de que Vila anunciase que se votará a sí mismo, de que emitiría ese voto para, sin apoyarla explícitamente, propiciar la designación de Ferreiro como alcalde, tras un supuesto pacto en la sombra con los populares.

Javier Vila descarta pactos en O Corgo y Ferreiro gobernará en minoría
Comentarios