Sábado. 17.11.2018 |
El tiempo
Sábado. 17.11.2018
El tiempo

"Con el dopaje no puede haber equidistancia"

El director general de la Vuelta Ciclista a España tiene claro que "no vale condenarlo (el dopaje) y al mismo tiempo decir, pobrecito el que se dopa"

El crecimiento de La Vuelta ha coincidido con algunos de los mejores corredores españoles de la historia, pero esa generación va llegando a su fin. El relevo es una de las principales preocupaciones para Javier Guillén al que no le inquieta "el futuro del ciclismo, que está bien, sino el del ciclismo español". 

Tiene palabras de elogio para los actuales referentes, ya que "Valverde (Alejandro), Purito (Rodríguez), Contador (Alberto)... Son lo mejor que hemos tenido y hemos tenido la suerte de vivirlos todos a la vez. Antes o era Fede (Bahamontes), o Perico (Delgado) o Miguel (Induráin). Ahora son todos, porque desde que lo dejaron Perico e Induráin tuvimos a Pereiro (Óscar), Carlos Sastre, Freire (Óscar)... No pido tantos buenos, pero alguno sí. Espero que Mikel Landa sea el referente del futuro". Como optimista confeso cree que "la selección natural, la fuerza y potencia de este país harán que salgan buenos ciclistas".

"Hemos tenido la suerte de vivir la mejor generación de la historia del ciclismo español"

Su optimismo no le impide ser realista, por ello tiene claro que "necesitamos más equipos. La esperanza no la podemos perder y menos en un país de deportistas como España y en el que gusta el ciclismo. Aquí cuando uno sale bueno, realmente sale muy bueno. Fernando Alonso es el número uno en lo suyo, Gasol en lo suyo... Somos muy buenos en los que hacemos". 

También es optimista porque cree que el ciclismo tocó fondo hace unos años y "no puede ir a peor en cuanto a equipos y carreras. A partir de ahora nos toca crecer. Hoy La Vuelta es mejor que antes. Ese es un dato objetivo, ya que el ciclismo merece la pena. No nos tiene que preocupar tener cuatro corredores entre los primeros, sino tener a varios. Necesitamos más equipos como el Caja Rural, eso hará que haya un tejido mayor". 

Actualmente solo hay dos conjuntos profesionales españoles, el Movistar con licencia Wolrd Tour y el Caja Rural como continental. "Tener un conjunto como el Movistar es un lujo, pero es imprescindible contar con un pelotón más amplio. El UCI World Tour nos limita porque hay 18 plazas (participan 22 equipos) que ya están cubiertas y los equipos quieren que les garantices si les vas a invitar". 

También cree que durante la particular crisis que padeció el ciclismo, La Vuelta se hizo fuerte porque "hicimos de una necesidad una oportunidad. Teníamos menos ingresos, pero también dependíamos menos de ellos a la hora de hacer recorridos y propuestas. Apostamos por políticas agresivas como cambiar el jersey (del oro al rojo), fuimos a sitios que nunca se iba y fuimos a otros sin saber quién nos iba a pagar. Eso al final definió una personalidad. Eso hizo que la audiencia subiera".

"Durante la crisis apostamos por políticas agresivas como cambiar el jersey o ir a sitios que nunca fuéramos"

A pesar de que La Vuelta ha crecido durante los últimos años Guillén no oculta que "la crisis del dopaje fue tan nefasta que nos obligó a ajustarnos. En lo económico entramos muy ajustados. La Vuelta sobrevivió muy bien en la crisis y, cuando no estemos en ella, debemos aprovechar todo lo hemos aprendido". 

Su amable discurso lo endurece cuando habla de dopaje porque "con él no puede haber equidistancia. No vale condenarlo y al mismo tiempo decir: pobrecito el que se dopa. El que se dopa es un tramposo y nosotros tenemos que posicionarnos en esa clara línea. No podemos dar ningún motivo para que se piense que no es así". 

Javier Guillén apuesta por la tolerancia cero contra el dopaje, por ello cree que no se pueden tener dudas. "Prescindir de Abraham (Olano) me dolió, pero creíamos que su defensa la tenía que hacer fuera de la corporación". 

Es de los que cree que no se pueden reabrir heridas, pero tampoco mirar para otro lado. "Debemos aprender de lo que ha sucedido y saber las causas. El dopaje nos hizo mucho daño y no podemos ser tibios en ningún momento".

"Con el dopaje no puede haber equidistancia"
Comentarios