lunes. 09.12.2019 |
El tiempo
lunes. 09.12.2019
El tiempo

Inspeccionados dos locales en Ribadeo por la venta de alcohol a menores

La Guardia Civil y la Policía Local comenzaron las labores de vigilancia en pubs que les solicitó el alcalde durante la última junta local de seguridad

Efectivos de la Guardia Civil de los puestos de A Pontenova y Ribadeo, así como también dos agentes de la Policía Municipal, realizaron la noche del sábado inspecciones en dos locales de copas, uno del casco viejo ribadense y otro en la zona urbana para comprobar sobre todo si les estaban vendiendo alcohol a menores. Esa fue la preocupación que el regidor, Fernando Suárez, les manifestó a las fuerzas del orden y al subdelegado del Gobierno, Ramón Carballo, durante la última junta local de seguridad celebrada en marzo. Los controles han comenzado con el resultado del levantamiento de tres actas, debido a infracciones administrativas por la tenencia y el consumo de drogas, así como la apertura de un procedimiento contra un negocio por no haber vigilado adecuadamente la venta, sobre todo de cervezas, a jóvenes.

En ambas inspecciones realizadas en torno a la una y media de la madrugada del sábado al domingo, los agentes entraron primero en un local del casco viejo —que al parecer está en trámites de obtención de la licencia—. En el interior, vieron al menos a cinco menores consumiendo y los agentes, aparte, se incautaron de varias dosis de marihuana que tenía en su poder un adulto que estaba en el establecimiento. Este a su vez tendrá que responder de una infracción administrativa posiblemente mediante el pago de multa por dicha tenencia.

En este tipo de registros no solo se le pide la licencia al bar, sino que se efectúa una inspección tras silenciar la música y cerrar el local para registrar a quienes estén dentro. Es igual que un control rutinario de carretera, solo que tal vez no sea tan común verlo en negocios, pero son necesarios para concienciar a los hosteleros y a los ciudadanos del riesgo que implica que los menores accedan a sustancias prohibidas.

En otro local de la travesía, los agentes se toparon al entrar con seis plantas de marihuana sobre el mostrador. No se iban a destinar a la compraventa, sino que al parecer se llevaban para trasplantar a otro lugar, pero ello evidencia la impunidad y la comodidad con la que se actúa. En el local también se incautaron de unos escasos gramos de cocaína que portaba un adulto.

Se está trabajando por velar por la seguridad de los menores y por hacer cumplir la ley y no se descarta que haya más registros.

Inspeccionados dos locales en Ribadeo por la venta de alcohol a...
Comentarios