viernes. 23.08.2019 |
El tiempo
viernes. 23.08.2019
El tiempo

La importancia de tener un tensiómetro en casa

Un tensiómetro+
Un tensiómetro+

Muchas personas sufren problemas que requieren un tensiómetro en casa 

El tensiómetro es un dispositivo médico que consiste en un brazalete hinchable, y se usa para medir la presión arterial. También se le acuñan los nombres de esfigmomanómetro o baumanómetro.

En el adulto, se tiene que tomar la tensión de manera regular, ya que es la única manera de poder detectar una anomalía en la tensión arterial. La presión arterial normal casi siempre está entre 120/80 mmHg (Sistólica) y 90/60 mmHg (diastólica). 

Las patologías que se pueden detectar en con el tensiómetro son:

Hipotensión: La presión arterial baja sucede cuando la presión arterial es mucho más baja de lo normal. Esto significa que el corazón, el cerebro y otras partes del cuerpo no reciben suficiente sangre para mantener las funciones normales. Los síntomas de una hipotensión son: visión borrosa, confusión, vértigo, desmayo, mareo, náuseas o vómitos, somnolencia, debilidad. 

Hipertensión: Una presión arterial alta (hipertensión) es cuando uno o ambos números de la presión arterial son mayores de 130/80 mm Hg la mayoría de las veces. Las personas con más riesgo de padecer de hipertensión son personas con tendencia a la obesidad, alto consumo de sal, antecedentes con hipertensión, tabaco,  alcoholismo, diabetes mellitus o bien una persona que está con frecuencia estresada o ansiosa. 

Insuficiencia cardiaca es cuando el corazón no bombea suficiente, que conlleva a una insuficiencia cardiaco. Esta patología suele ocurrir en personas que ya hayan sufrido un trastorno cardíaco

Insuficiencia renal: El riñón participa en la depuración del organismo. Su insuficiencia se puede producir cuando existen dificultades en la presión sanguínea del organismo.

Los vasos sanguíneos se ven afectados por las pulsaciones excesivas del corazón, producto una alteración de la presión.

Tipos de aparatos

Existen varios tipos de tensiómetros:

Tensiómetro manual o tradicional, se conoce también como esfigmomanómetro, además viene estetoscopio para poder escuchar punto en que se manifiestan la sístole (contracción del corazón) y la diástole (expansión del corazón), un brazalete, una perilla y un manómetro que mide la tensión. 

Tensiómetro digital funciona de forma automática. Viene con un brazalete que se ajusta en el brazo, unido a una pantalla digital en la que se observan los valores de la presión arterial. Es ideal para tener en casa, puesto que resulta muy fácil de utilizar y los resultados se muestran con claridad. Además ocupa muy poco espacio y puede trasladarse con facilidad. Es recomendado en personas que tienen problemas de tensión arterial y que necesitan un control de una o varias veces al día. 

¿Cuando es recomendable tener un tensiómetro en casa?

Existen síntomas muy simples de detectar, que pueden poner en alerta sobre la necesidad de controlar más la tensión arterial. Algunos de los síntomas de una sensación de frío o calor repentino, debilidad, palpitaciones y/o taquicardia, sensación de mareo. En caso de dudas, puede también consultar su médico o un especialista de salud. 

Cómo ha podido ver, los tensiómetros digitales pueden obtenerse fácilmente para las personas que necesitan un control. Su precio es realmente asequible, con la tranquilidad de adquirir un equipo de la marca líder en dispositivos de vigilancia de la salud, que proporciona lecturas fiables. Asimismo es Ideal para personas mayores o usuarios que buscan simplicidad tanto en su uso como en la lectura de los datos, de la tensión.

¿Cómo funciona?

Un tensiómetro manual funciona colocando el brazalete en el antebrazo. En este caso es mejor que otra persona tome la tensión. Esta persona se coloca el estetoscopio y comienza a oprimir la perilla.  El brazalete comienza a inflarse y ejercer presión en el brazo hasta cierto punto (lo mejor es llegar hasta 160 mmHg 2 por si la persona es hipertensa. Posteriormente la persona debe ir dejando escapar poco a poco el aire desde  la perilla, prestando atención justo al momento exacto en el que escucha el primer (sístole) y el último latido del corazón (diástole), prestando atención por dónde va el medidor de mercurio en ese momento. Es un método menos preciso y poco práctico para realizar en casa (ya que es más complicado realizarlo solo). Su uso tiende a quedar aparcado cada vez más.

Un tensiómetro digital es mucho más fácil para una sola persona poder manejarlo. Y son mucho más prácticos, rápidos y fiables, y son los más utilizados. Se coloca el brazalete en el antebrazo de la persona, se enciende el aparato y se oprime el botón para encenderlo. Luego salen los resultados de la sístole y diástole, respectivamente. Los tensiómetros digitales pueden ser de muñeca o bien de brazo.

Los tensiómetros son fáciles de obtener y además siempre pueden ser útiles, hasta para las personas que no sufren de ninguna patología, y quieren consultar de vez en cuando su presión arterial.
 

La importancia de tener un tensiómetro en casa