lunes. 29.11.2021 |
El tiempo
lunes. 29.11.2021
El tiempo

Icos cerrará el año con un descenso de un 5% a causa de las crisis láctea

Barreiro, con el presidente de Icos, durante la visita a uno de los almacenes de la cooperativa
Barreiro, con el presidente de Icos, durante la visita a uno de los almacenes de la cooperativa
La facturación de la cooperativa subía entre un 9 y un 15% al año desde 2012, pero ahora se ve afectada por el descenso del consumo ►Los directivos explican que la firma se resiente por la bajada de precios de la leche, pero sobre todo por el desgaste generalizado

La sociedad cooperativa Icos cerrará el año con una bajada del 5 por ciento en su facturación, por lo que pasará de los 50,7 millones del año anterior a 48, cifra que se maneja en estos momentos a falta de dos meses para acabar el ejercicio. Este es el primer descenso desde 2012, año también crítico en el sector. Sin embargo, a partir del ejercicio siguiente hubo subidas de entre el 9 y el 15 por ciento, según explicó ayer la directiva, que recibió la visita en las instalaciones de Chantada del portavoz en el Senado del grupo popular y presidente provincial del PP, José Manuel Barreiro.

Los responsables de Icos se mostraron «tranquilos» ante la bajada porque entienden que es consecuencia del descenso de los precios de la leche y de la crisis generalizada. «El año pasado, se creció un 15 por ciento porque los precios de la leche fueron favorables, pero este año fue lo contrario», según explicó el subdirector de Icos, José Ansoar. Por ejemplo, detalló que en 2014 se facturaron 16,1 millones de euros en leche, mientras que este año van unos 14,7.

autoabastecimiento. Sin tener en cuenta la merma en el principal motor de la cooperativa, que el año pasado también creció al integrar otras de la zona de O Deza (Pontevedra), el directivo recalcó que «los cooperativistas lo están pasando mal y por ello cada vez reclaman menos servicios. Se compra menos en todo y optan por cierto autobastecimiento. Es una situación normal -añadió- que pasará en función de la crisis».

Sin embargo, el ritmo de trabajo en Icos no ha bajado en otros aspectos y por ello no afecta a la plantilla. Siguen adelante proyectos como la inversión en Lusurgal y las mejoras en varias instalaciones, así como el mantenimiento de todos los departamentos.

A nivel interno, Icos construyó una nave en Silleda, donde también está en fase de remodelación la gasolinera. En el supermercado de A Barrela, se hacen mejoras y se manejan planes para abrir otra tienda de comestibles y de diferentes productos en algún punto de la comarca de O Deza.

A partir de la planta de Lasurgal, ubicada en Melide, Icos prevé facturar un millón de euros al mes a partir de 2016. Después de su entrada en la factoría en agosto, ahora empiezan a conocerse los pormenores de los planes de futuro, que pasan por «vender leite á carta e facer todo tipo de produtos con valor engadido», según señaló el presidente de la cooperativa, Javier Taboada.

El máximo responsable de Icos explicó que para ello será preciso ampliar las instalaciones para entrar en el mercado lo antes posible, aunque la previsión es que lo fuerte se haga a partir de 2020.

Icos cerrará el año con un descenso de un 5% a causa de las crisis...
Comentarios