martes. 25.01.2022 |
El tiempo
martes. 25.01.2022
El tiempo

Hernández dice que la competencia sobre la obra del Sil es del ministerio

El conselleiro de Medio Ambiente, Agustín Hernández, declaró en Ourense, coincidiendo con la inauguración de un tramo del vial entre las localidades de Rairo y Bemposta, que la Xunta de Galicia no tiene capacidad para declarar improcedente desde el punto de vista medioambiental el proyecto de Iberdrola de crear un gran lago en las montañas de la Ribeira Sacra que proporcione agua a una nueva central hidroeléctrica.

En palabras de Hernández, «debe ser a administración competente a que decida se o impacto ambiental é asumible ou non». Desde el gabinete de comunicación de la consellería añadieron que llevan meses indicando que este tema «non é da nosa competencia», y sí del Ministerio de Medio Ambiente y de la Confederación Hidrográfica Miño Sil, por lo que insistieron en desvincularse del mismo.

Hoy se cierra el periodo de alegaciones a este proyecto de Iberdrola al que han mostrado su rechazo la práctica totalidad de asociaciones ecologistas que funcionan en Galicia, así como representantes de diferentes partidos políticos. Desde el organismo de cuenca no facilitaron el número de protestas presentadas. Se limitaron a indicar que el ente solo se encarga de trasladarlas al Ministerio de Medio Ambiente.

En la totalidad de los casos, las principales alegaciones selladas tienen que ver con el impacto medioambiental y paisajístico que creará esa nueva central, denominada Santa Cristina, pues será preciso hacer un lago artificial de 35 hectáreas de superficie, perforar los cañones del Sil y proceder a reducciones cíclicas del caudal del río durante los ocho años que se estiman necesarios para ejecutar los trabajos.

Además, será preciso remover 848.000 metros cúbicos de escombro, según recoge la compañía promotora en el estudio de impacto ambiental. En concreto, dos tercios de esta cantidad procederán de la excavación subterránea, mientras el resto se realizará a cielo abierto. Para la apertura de galerías bajo tierra será necesario el empleo de voladuras.

Los último en sumarse a las críticas a este plan han sido los responsables del sindicato CIG en la provincia de Ourense.

El secretario de medio ambiente y desarrollo sostenible de la central sindical, Anxo Pérez, señaló que los «pingües» beneficios económicos que logrará Iberdrola no se traducirán ni en mejoras ambientales, ni sociales, ni económicas para los ayuntamientos afectados.

Para la CIG, la cantidad de instalaciones hidroeléctricas de toda Galicia es «máis que suficiente», por lo que Anxo Pérez abogó por no conceder nuevas licencias de explotación.

En concreto, las obras de Santa Cristina tendrían una duración de ocho años y la «dureza dos traballos previstos auguran un gran impacto xeolóxico nunha zona de indiscutible riqueza ambiental e patrimonial», en palabras de Anxo Pérez.

Asimismo, aseguró que, en estas condiciones, la declaración de la Ribeira Sacra y el Canón do Sil como Patrimonio de la Humanidad será «imposible con total seguridade».

A su juicio, «ninguén vai otorgar esa importantísima distinción, que ten monumentos como a muralla de Lugo, a unha Ribeira Sacra totalmente masacrada por unha obra dunha envergadura realmente sin precedentes».

Otros proyectos

  • Ampliación de dos centrales

La compañía Iberdrola, que dispone en el río Sil de 19 centrales hidroeléctricas y 14 grandes presas, procede a la ampliación de la denominada Santo Estevo. En la actualidad trabaja en el montaje electromecánico para producir 176 megavatios. El desarrollo de este proyecto, para lo que fue necesario vaciar el embalse, supone una inversión de 127 millones de euros.

  • San Pedro

Además, este año Iberdrola tiene previsto comenzar las obras de la central de San Pedro II, aguas abajo de Santo Estevo, que aportarán 25 megavatios adicionales a la planta actual y requerirán una inversión de 52 millones de euros.

Hernández dice que la competencia sobre la obra del Sil es del...
Comentarios