Lunes. 20.05.2019 |
El tiempo
Lunes. 20.05.2019
El tiempo

Cómo hacer más segura la habitación del bebé

Un bebé.
Un bebé.

La habitación del bebé debe ser ante todo un sitio seguro. Pero generalmente los padres comienzan por decorar, olvidando las reglas de seguridad básicas y otros aspectos importantes para que el niño esté confortable y no corra riesgos.

Es en este espacio donde el bebé dormirá, aunque se aconseja que en las primeras semanas de vida duerma con sus padres, para que sea más cómodo para la madre y el niño que amamanta frecuentemente. 

A veces, no sirve solo con decorar, hay que reformar. Es decir, observar que no haya peligro de cables, tuberías, interruptores y enchufes, etc. Por ejemplo, se puede buscar un catálogo de tubos corrugados en Sumidelec.com y comprar los más interesantes, y así con todo.

Consejos para la seguridad en la habitación del bebé

Es conveniente que la habitación del bebé se encuentre en un sector tranquilo de la casa, lejos de los ruidos molestos de la calle. Es recomendable que sea cálida y esté decorada, para que el pequeño se sienta seguro y tenga un entorno agradable que estimule sus sentidos.

Sin embargo, los especialistas aconsejan no recargar con objetos decorativos la habitación, para evitar sobre estimular. Es mejor que el dormitorio sea funcional y, a medida que el niño crezca, ir agregando objetos y juguetes en base a sus necesidades y preferencias.

Piensa también en tu bienestar. Mientras logras que el bebé se duerma, querrás estar cómodamente en el cuarto. Accede a la tienda online HamacasZen.com y elige la que mejor se adapte a tus necesidades.

  • Los consejos más importantes en la seguridad del dormitorio son:
  • Evitar las pinturas tóxicas para pintar la habitación
  • Ubicar la cama del bebé lejos de la ventana
  • Colocar vallas quitamiedos en las ventanas
  • No dejar objetos pequeños a su alcance
  • Proteger las esquinas de los muebles para evitar golpes
  • Cubrir todos los enchufes del dormitorio
  • Utilizar muebles y juguetes que sean lavables
  • Colocar un suelo antideslizante para evitar resbalones y caídas
  • Evitar la entrada de mascotas en el dormitorio
  • Mantener la limpieza y desinfección en toda la habitación del bebé


Cómo elegir la cuna y bañera para la habitación del bebé

La seguridad en la habitación del bebé recién nacido o que aún no ha comenzado a caminar se ubica en la cuna y en su entorno próximo, es decir, todo a lo que el niño tiene acceso.

Los expertos recomiendan que si el bebé duerme solo no debe haber nada en la cuna, excepto el pequeño. Todo lo demás: almohadas, cobertores, ropa, juguetes, etc. pueden ser peligrosos para un recién nacido.

La cuna se utiliza generalmente los primeros 3 años de vida del niño y por eso es importante elegir una segura y no utilizar una que ya haya sido utilizada por los bebés de la familia, la que puede ser peligrosa para el niño.

En la cuna, los barrotes no deben estar separados más que 6 centímetros, han de ser de un material liso y tan altos como para que el bebé al comenzar a pararse no pueda trepar.

La estructura de la cuna debe ser firme, el colchón debe quedar perfectamente ajustado y no debe tener intersticios por los cuales el bebé pueda colocar sus dedos o manitas.
Lo mejor que puedes elegir en materia de seguridad de cunas para tu bebé es una cuna homologada según la normativa legal vigente, la norma europea EN 716-1:2008, según la Guía de Seguridad de Productos Infantiles, del Ministerio de Sanidad.

Si vas a guardar la bañera del niño en la habitación, echa un vistazo a este top de bañeras para bebés, pues son fácilmente transportables hasta el baño e incluso se pueden convertir en juguetes.

Objetos peligrosos para la habitación del bebé

Hay algunos objetos o aparatos que pueden ser peligrosos y no se aconsejan para la habitación de un bebé.

Para acondicionar el aire del dormitorio, evita las estufas que puedan generar accidentes y también ten cuidado con los ventiladores, especialmente si el bebé es alérgico.

Se aconseja que el ventilador no apunte directamente sobre el bebé, sino que oscile y que se coloque fuera de su alcance. Los ventiladores de techo son los más recomendables para los dormitorios de niños y bebés.

En la habitación del bebé debes asegurarte que todo esté bien sujeto. Los muebles deben estar bien anclados a la pared, para evitar que los pequeños intenten trepar por ellos y se les caigan encima, y las cortinas, cobijas o cojines no pueden tener cordones u objetos que puedan desprenderse.

A medida que el bebé va creciendo, la zona de juegos aumentará. Cuando comience a gatear, es conveniente que tenga un espacio seguro para hacerlo. Y como padre debes asegurarte de proteger ese espacio siguiendo los consejos de seguridad que hemos visto y utilizando los dispositivos que existen para ello.

En la actualidad puedes encontrar diversos productos de seguridad para áreas de juegos, como alfombrillas antideslizantes, paneles de gateo blandos y lavables, vallas para delimitar la zona de juego, protectores para enchufes y cables, etc.

Vigila los juguetes antes de colocar al bebé en su parque o dejarlo en la alfombrilla de gateo. Es esencial que los juguetes estén limpios, desinfectados y que no tengan partes pequeñas que se puedan desprender y que el bebé las pueda tragar.

Por último, siempre hay que tener en cuenta que la habitación del niño debe limpiarse asiduamente para eliminar los gérmenes que ingresan desde el exterior. Para la limpieza total del cuarto, descubre los limpiadores a vapor de este análisis, pues se obtiene una desinfección total de la habitación del pequeño.  

Los pañales sucios no deben tocar ninguna superficie y debes desinfectar los objetos con un producto desinfectante o antibacteriano.

Sin embargo, los químicos de los desinfectantes pueden irritar la piel delicada del bebé. Por ello se recomienda limpiar las superficies de la habitación del niño con desinfectantes y luego volverlas a limpiar con un paño limpio humedecido en agua.

Cómo hacer más segura la habitación del bebé
Comentarios