lunes. 17.01.2022 |
El tiempo
lunes. 17.01.2022
El tiempo

Gastronomía y entorno

Personal e instalaciones del Luscofusco (Foto: Toño Parga)
Personal e instalaciones del Luscofusco (Foto: Toño Parga)

Dicen los propietarios y corroboran los clientes que los puntos fuertes del local Luscofusco son la cocina y su ubicación. El establecimiento está dentro de las instalaciones del Club Fluvial de Monforte y de cara a la temporada de verano es el punto de referencia para muchos vecinos y visitantes a la hora de comer o cenar.

Luscofusco ofrece servicio todo el año pero ahora, en el mes de junio empieza la actividad fuerte. De lunes a viernes se trabaja a base de menú del día en el que prima la cocina casera, adaptada a la temporada y «nada de platos precocinados», defiende María Luz Rodríguez, que de encarga de gestionar la cocina. Además, otra de las alternativas son las raciones, las pizzas o los bocadillos que también gozan de mucho éxito entre los que acuden a disfrutar de un baño en la piscina, practicar deporte o pasar el rato al aire libre en el fluvial. Entre las preferencias de los clientes se llevan la palma las ensaladillas, ensaladas, calamares, tablas de ibéricos o chipirones entre otras delicias.

De cara al fin de semana y para las reservas previas el Luscofusco dispone una carta especial marcada por la buena relación calidad precio y por la variedad de alternativas. Hay muchas opciones pero el local ya se hizo famoso por sus tortillas, paellas, los langostinos en salsa, el bacalao a la brasa o el clásico churrasco. Así, son muchos los monfortinos y visitantes que recurren al Luscofusco para organizar comidas familiares, cumpleaños o reuniones de amigos y todos coinciden que es el hecho de «poder comer como en casa y estar tranquilos sea en la terraza o en el interior» lo que les anima a reservar.

Pero Luscofusco no sólo es verano y José María Donado, más conocido como Dunis, apostó por ofrecer una serie de servicios también en invierno.

Cuando el calor amaina y llegan las lluvias, el Luscofusco abre e horario de tarde y fines de semana y, pese al mal tiempo, son muchos los reclamos para los que aprecian la gastronomía.

La temporada se impone y tanto María Luz en la cocina como Judith Rodríguez, que se encarga de atender las mesas, apuestan por una oferta más de invierno.

Las piezas de caza y los cocidos son una de las alternativas más elegidas por los clientes pero también organizan unas jornadas gastronómicas relacionadas con el mundo de las setas que no dejan que conquistan a los paladares más selectos. El secreto: «traballar moito, non perder a referencia da cociña tradicional pero ó mesmo tempo experimentar e buscar cousas novas», apunta la encargada de la cocina.

José María Donado, ‘Dunis’, gerente del Luscofusco

«Uno de nuestros retos es mantener la actividad durante todo el año en consonancia con el club»

 

José María Donado nació detrás de una barra y se crió entre los negocios que regentaron toda su vida sus padres en el mundo de la restauración monfortina.

Hace tres años apostó por regentar el Luscofusco y tras un tiempo de puesta a punto logró reforzar un enclave privilegiado con la gastronomía de calidad y asequible para el bolsillo. Parte del mérito está en la cocina, que dirige con buena mano María Luz, también vinculada desde joven a los fogones y creadora de sus propias recetas. Por ejemplo, los langostinos en salsa que se sirven en el Luscofusco y las filloas de café que se pueden tomar en invierno son ‘Made in’ María Luz.

Dunis, el gerente, hace una buena valoración de los últimos meses del local. Reconoce que trabajar tan centrados en la temporada de verano tiene matices especiales y que se pasan tres meses «de auténtica locura» en el que hay que juntar mucho personal y que sea eficiente. Pero también recalca que los clientes «están de vacaciones, llegan optimistas y el ambiente es otro».

De cara al futuro, la idea es mantener la calidad y las señas de identidad y trabajar más invierno. En ese sentido las comidas por encarga y las jornadas gastronómicas ya marchan bien pero su reto es «apoyar al club en todo lo que proponga en especial para el invierno desde el punto de la restauración». Y aclara: «sabemos que la directiva del fluvial quieren aumentar los servicios y lograr contar con alternativas para todo el año, en ese sentido estamos aquí para lo que sea y respaldaremos esas nuevas iniciativas con el servicio del Luscofusco».

Gastronomía y entorno
Comentarios