martes. 24.11.2020 |
El tiempo
martes. 24.11.2020
El tiempo

Ganaderos de Vilaxuste denuncian irregularidades en la mancomunidad

Comuneros de Vilaxuste, en su reunión de este jueves.
Comuneros de Vilaxuste, en su reunión de este jueves.
Dicen que hay comuneros que no cumplen los requisitos para serlo y que quieren realizar plantaciones forestales donde hasta ahora había pastos para las explotaciones de vacuno

Los propietarios de las explotaciones lácteas de Vilaxuste, en Portomarín, han dado un grito de alarma ante lo que consideran una maniobra para privatizar el uso de los montes en mancomún de la parroquia.

Aseguran que un grupo de personas que no vive en el lugar pero que son naturales de Vilaxuste se ha impuesto en la asociación de comuneros de forma ilícita, pues para formar parte de la misma es necesario acreditar un tiempo mínimo de residencia en la parroquia. Estas incorporaciones han dejado en minoría a los ganaderos que hasta ahora utilizaban las tierras comunales y han realizado un nuevo reparto de parcelas con intención de modificar su uso, mayoritariamente para realizar plantaciones forestales.

Los ganaderos afectados aseguran que sus explotaciones no son viables sin tierra y denuncian «movementos á marxe da lei» para legalizar pinares plantados hace años por particulares sin permiso, «incluso en terreos nos que a Xunta subvencionou un pastizal».

Explican que los vecinos en activo fueron asumiendo tierras que otros abandonaron por cese de actividad. Consiguieron así reunir 1.500 cabezas de ganado entre siete explotaciones lácteas. Ahora, otros comuneros les reclaman parte de esos terrenos labrados o preparados para pasto con intención de convertirlos en superficie forestal.

Los ganaderos han iniciado los trámites para emprender acciones legales contra la directiva de la comunidad de montes, dirigidas a demostrar que sus integrantes «son xubilados ou funcionarios que viven en Lugo e que non teñen necesidade das terras nin intención de traballalas». Denuncian, además, que esta operación esconde un intento de legalizar plantaciones particulares de pinos que, según la normativa de las comunidades de montes, no se podrían haber realizado en su momento.

Los ganaderos han presentado un proyecto de ensilado conjunto y han ofrecido pagar para arrendar las tierras, pero sus propuestas han sido rechazadas por el resto de los comuneros.

Ganaderos de Vilaxuste denuncian irregularidades en la mancomunidad
Comentarios