jueves. 20.01.2022 |
El tiempo
jueves. 20.01.2022
El tiempo

A Fonsagrada llevará a los tribunales el trazado de la línea Boimente-Pesoz

Vecinos de A Fonsagrada, en un reunión para informarse del proyecto eléctrico. (Foto: AEP)
Vecinos de A Fonsagrada, en un reunión para informarse del proyecto eléctrico. (Foto: AEP)

El gobierno local de A Fonsagrada está dispuesto a llegar a los tribunales para variar el trazado de la línea Boimente- Pesoz, si no prospera el recurso de alzada que interpusieron ante el secretario de Estado de Energía para impedir que se ejecute la obra.

Tal como adelantó el alcalde, Argelio Fernández Queipo, si a principios de 2012 no tienen respuesta están decididos a ir a un contencioso, que debería resolver la Audiencia Nacional por afectar a dos comunidades, Galicia y Asturias. «Estamos totalmente en contra do trazado actual da liña. Consideramos que se está a cometer unha inxustiza e imos defender os nosos intereses alí onde faga falta», afirma.

El regidor fonsagradino asegura que «xa temos todo preparado para levar o tema aos tribunais se fose preciso», un extremo que también respaldarían los responsables de los concellos mariñanos por los que atraviesa la vía y el colectivo Camín Grande, que aúna a más de 200 vecinos afectados de Galicia y Asturias.

Todos ellos mostraron desde un principio su rechazo al trazado previsto para el tendido al entender que daña sus intereses económicos y patrimoniales, y reclaman una ubicación alternativa que resulte «menos lesiva».

A pesar de la oposición de numerosos vecinos, grupos ecologistas y gobiernos locales de todas las ideologías, lo cierto es que el proyecto de la línea de alta tensión entre Boimente y Pesoz sigue avanzando. De hecho, tras conseguir la declaración de impacto ambiental favorable por parte del Ministerio de Medio Ambiente, el proyecto recibió también la pertinente autorización administrativa de Industria. La autorización se recogió ya en el Boletín Oficial del Estado del pasado 21 de septiembre.

El proyecto de esta línea de alta tensión fue encargado por el Gobierno a Red Eléctrica de España (REE) para subsanar las deficiencias del sistema eléctrico en la cornisa cantábrica. La eléctrica prevé construir un tendido de 400 kilovoltios y 180 kilómetros de recorrido entre la subestación eléctrica de Boimente, en Viveiro, y la localidad asturiana de Pesoz.

Según el recorrido previsto, la línea atravesará los municipios lucenses de Viveiro, A Fonsagrada, Ourol, O Valadouro, Alfoz, Foz, Barreiros, Riotorto, Lourenzá y A Pontenova.

PROYECTO
Una salida polémica a la energía eólica de la comunidad

La línea de alta tensión entre Boimente y Pesoz -contemplada en la planificación estatal prevista hasta 2016- se presenta como una obra «clave» para la evacuación de la energía eólica del norte de las provincias de A Coruña y Lugo hacia Asturias. Y es que por la subestación de Boimente, en Viveiro, sale a la red eléctrica la cuarta parte de toda la potencia operativa de Galicia. La puesta en marcha de este tendido permitiría, además, dar apoyo en caso de fallos en las líneas de menor capacidad de los municipios cercanos.

Críticas y temores

Los municipios lucenses y asturianos que quedarán atravesados por la línea de alta tensión llevan años luchando en contra del trazado previsto. Critican que el tendido traza «unha curva incomprensible» para acabar pasando a menos de 200 metros de algunos núcleos de población y dañando explotaciones ganaderas, elementos patrimoniales y lugares de interés comunitario. Por si esto fuera poco, y aunque el proyecto de Red Eléctrica de España superó con éxito los estudios de impacto ambiental, los vecinos temen posibles efectos negativos sobre la salud de esta línea «tan próxima e con semellante voltaxe».

A Fonsagrada llevará a los tribunales el trazado de la línea...
Comentarios