miércoles. 08.12.2021 |
El tiempo
miércoles. 08.12.2021
El tiempo

Fisioterapeuta no es igual a masajista

CONDENADO un falso fisioterapeuta en Málaga por intrusismo profesional». (8 Mayo 2013)

Miriam Uriz Castelo«Los masajes terapéuticos o masoterapia son actos propios del título universitario de Fisioterapeuta, necesitándose para ser practicados estar en posesión del referido título o el reconocimiento, homologación o convalidación de sus títulos o estudios en orden al ejercicio profesional como fisioterapeuta en España».

En muchas ocasiones en la práctica médica se presenta la disfunción de un órgano o patología asociada a su uso que no responde al tratamiento con fármacos. La fisioterapia tiene dos objetivos: la recuperación física y el alivio del dolor. Los pacientes que han sufrido una lesión traumática a menudo necesitan de fisioterapia para recuperar la movilidad normal a medida que las lesiones sanan. En esos casos, el fisioterapeuta diseña un plan para aumentar el rango de movilidad y minimizar el dolor. El profesional guía al paciente durante el plan para que logre esos objetivos, pero una terapia incorrectamente aplicada por una persona inexperta o, aún peor por una persona no cualificada, puede tener efectos perjudiciales y en ocasiones irreversibles.

La asistencia física a enfermos soporta un alto número de intrusos que, sin ningún tipo de reconocimiento legal o académico, ofrecen a los ciudadanos tratamientos no controlados por las autoridades sanitarias y que, en muchos casos, ponen en peligro la salud de los pacientes.

Los actos propios de los fisioterapeutas se encuentran definidos en los estatutos del Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas y son aprobados por el Consejo de Ministros.

En ellos se especifica que son funciones de los fisioterapeutas, entre otras, «el establecimiento y la aplicación de cuantos medios físicos puedan ser utilizados con efectos terapéuticos en los tratamientos que se prestan a los usuarios de todas las especialidades de medicina y cirugía donde sea necesaria la aplicación de dichos medios, entendiéndose por medios físicos: la electricidad, el calor, el frío, el masaje, el agua, el aire, el movimiento, la luz …», por cual todo aquel que utilice estas técnicas sin la titulación exigida, diplomado o graduado en fisioterapia, será considerado intruso.

El fisioterapeuta requiere de una formación universitaria, actualmente durante cuatro años, a través de una carrera reglada en el ámbito de las Ciencias de la Salud, está colegiado y es la única figura profesional reconocida por las autoridades sanitarias para administrar tratamientos físicos regulados por un código deontológico. En su función establecerá una valoración técnica y personalizada para cada paciente, estableciendo un diagnóstico individual en el que se planteará unos objetivos terapéuticos utilizando para ello los agentes físicos propios y exclusivos de su disciplina.

A continuación se describen alguna de las técnicas más empleadas:

La cinesiterapia es el arte y la ciencia del tratamiento de enfermedades y lesiones mediante el movimiento.

La masoterapia se puede definir como el uso de distintas técnicas de masaje para prevenir y tratar diferentes lesiones. El instrumento por excelencia de esta técnica son las manos, éstas realizan diversos tipos de masajes funcionales y específicos para cada disfunción corporal. La acción de llevarse la mano y frotar o presionar con firmeza la zona dolorida es una reacción intuitiva que surge para aliviar el dolor y las tensiones musculares.

La electroterapia o el uso de la corriente con beneficios para la salud, ha incorporado el desarrollo de las nuevas tecnologías, lo que ha permitido introducir numerosos aparatos (productos sanitarios) para su aplicación sin asumir efectos secundarios. Citar como ejemplo los TENS o los estimuladores de alta o baja frecuencia.

La termoterapia se basa en el tratamiento mediante el calor. Es una valiosa herramienta terapéutica en numerosos procesos traumatológicos y reumáticos, siendo uno de sus efectos principales inmediatos, el alivio del dolor.

El tratamiento debe priorizar el conjunto de actividades necesarias para asegurar a los pacientes una condición física, mental y social óptima que les permita ocupar por sus propios medios, un lugar tan normal como les sea posible en la sociedad.

El masaje mejora la circulación de la sangre, libera unas sustancias llamadas endorfinas que nos dan sensación de bienestar, alivia el dolor y reduce el estrés. El masaje deportivo tiene que formar parte del entrenamiento de quién práctica deporte a diario o con frecuencia, porque nos permite prevenir muchas lesiones musculares, sobrecargas y contracturas o roturas de fibras. El masaje terapéutico mejora la movilidad restringida entre los tejidos dañados ayudando en la recuperación y el mantenimiento de la salud.

El fisioterapeuta experimentado realizará una valoración personalizada de cada proceso y programará la actividad física y el ejercicio terapéutico destinado a la prevención, curación y recuperación de las enfermedades.

Fisioterapeuta no es igual a masajista
Comentarios