miércoles. 18.09.2019 |
El tiempo
miércoles. 18.09.2019
El tiempo

Fallece un trabajador portugués en un accidente de tráfico en Taboada

La furgoneta volcada (Foto: Toño Parga)
La furgoneta volcada (Foto: Toño Parga)

Un trabajador portugués de 32 años de edad, Antonio Joaquin Mendes Matos, vecino de la localidad de Sobrado-Castelo de Paiva (Parada de Tordeia-Paredes), perdió la vida en la mañana de este lunes en un accidente de circulación en el kilómetro 35 de la N-540, a la altura del municipio de Taboada. La furgoneta, una Renault Espace, con matrícula 7398JA, en la que viajaba con otras dos personas de nacionalidad lusa se salió de la vía, chocó contra un árbol y, posteriormente, volcó cuando circulaba en sentido Lugo.

El accidente se produjo cuando faltaban pocos minutos para las nueve y media de la mañana, en una zona de curvas entre las localidades de Taboada y Chantada. La Central de Coordinación de Chamadas do 061 envió hasta el lugar del siniestro a dos ambulancias y al médico de urgencias de esa localidad, pero no pudieron hacer nada por salvar la vida de Antonio Joaquin Mendes, que falleció en el acto.

El conductor del vehículo, A.F.D.C, de 40 años, fue atendido en el mismo lugar del accidente por los equipos del 061, pero no fue preciso su traslado a ningún centro sanitario. La persona que ocupaba el asiento delantero derecho, J.G.D.S, de 44 años, fue evacuado en ambulancia hasta el hospital Xeral de Lugo.

Fuentes del 061 consultadas por AGN, informaron de que el herido se encontraba consciente cuando fue trasladado al hospital de Lugo. Según el primer diagnóstico, no se teme por su vida, porque su estado no era grave.

Los tres trabajadores portugueses iban hacia Viveiro (Lugo) para recoger el finiquito en la empresa de construcción en la que estuvieron empleados durante los últimos meses, según informaron fuentes de la Guardia Civil de Tráfico a AGN.

Igual que el viernes
El jefe provincial de Tráfico de Lugo, Julio González, subrayó que en este siniestro se dan "las mismas circunstancias" que en el accidente que le costó la vida el pasado viernes a otros tres trabajadores de la construcción de nacionalidad portuguesa.

"La única diferencia es que el viernes fue de vuelta y el viaje de hoy era de ida", explicó González, quien subrayó que las características del siniestro son "exactamente las mismas". En ese sentido, aclaró que "la base de partida la conocemos, son obreros de Portugal que vienen a trabajar, preferente en el sector de la construcción, por toda Galicia, con jornadas laborales amplias, y vuelta a casa rápida para pasar el fin de semana o el lunes de regreso, después de levantarse muy temprano, a veces sin haber descansado lo suficiente, y con circulación rápida, para llegar a trabajar".

"Todas estas circunstancias generan un cóctel explosivo, especialmente cuando se mezclan con lluvia", lamentó González. Curiosamente, recordó el jefe provincial de Tráfico, "hace unos meses se produjo un accidente bastante aparatoso prácticamente en el mismo lugar, con una furgoneta en la viajaban varios portugueses, también un viernes, en el que quedaron esparcidas por la carretera cuatro o cinco personas, y no murió nadie de milagro".

Repatriación de los cadáveres
Precisamente, en la mañana de este lunes han sido repatriados a Portugal, al municipio de Peso da Regua, las tres víctimas mortales del accidente de tráfico que se produjo a última hora de la tarde del viernes en la carretera N-640, a su paso por el municipio lucense de Castro de Rei.

Los fallecidos son José Manuel Pinto da Silva, de 35 años; Helder Alberto Santos da Conceiçao, de 30, y David Miguel Mosquera Mendes, de 29. Un hermano de este último, de 35 años, se encuentra ingresado en el hospital Xeral de Lugo, donde se recupera, al igual que un quinto trabajador, de sus heridas.

Fallece un trabajador portugués en un accidente de tráfico en Taboada
Comentarios