Muere un hincha del Dépor tras una brutal reyerta entre ultras cerca del Calderón

Imágenes de los equipos de emergencia actuando en la zona (EFE)
photo_camera Imágenes de los equipos de emergencia actuando en la zona (EFE)

El hombre, de 43 años, que había resultado herido en la reyerta que se ha producido esta mañana entre grupos ultras del Deportivo de A Coruña y el Atlético de Madrid en las inmediaciones del estadio Vicente Calderón, ha muerto  en el hospital Clínico San Carlos.

El hombre, perteneciente al grupo radical Riazor Blues del Deportivo, no ha superado la parada cardiaca con la que había ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital, en estado crítico, después de las maniobras que le habían practicado el personal sanitario, han precisado las mismas fuentes.

El herido fue rescatado del río por la unidad de buceo de bomberos de la capital, con parada cardiorrespiratoria y con hipotermia.

En el enfrentamiento, ha habido otros once heridos, tres por arma blanca y otros tres con heridas inciso contusas en el cráneo, uno tiene con trauma facial, tres más contusiones leves y una policía nacional con una fractura en la falange de un dedo de la mano.

Hasta el momento, la Policía Nacional ha detenido a 21 personas y ha identificado a cerca de 100 personas, aunque la operación sigue abierta y no se descarta que se practiquen nuevos arrestos a lo largo del día.

Entre los quince detenidos, hay miembros del Frente Atlético, del Riazor Blues, del Alkor Hooligans y dos Bukaneros del Rayo Vallecano, según fuentes policiales.

Los enfrentamientos comenzaron en torno a las nueve de la mañana, tres horas antes del comienzo en el estadio Vicente Calderón del partido entre el Atlético de Madrid y el Deportivo de La Coruña.

La reyerta entre ambas aficiones se extendió por las calles de San Rufo, Virgen del Puerto y Paseo de La Ermita del Santo, en las proximidades del estadio.

Los furgones policiales que han acudido al lugar del suceso llevaban crespones negros por el fallecimiento ayer en Vigo de una policía tras un atraco a una sucursal bancaria.

Comentarios