Domingo. 19.11.2017 |
El tiempo
Domingo. 19.11.2017
El tiempo

Fallece Álvaro Santaló y Ossorio de Albaredo

Este caballero de Yuste, santiagués de nación y lugués de vecindad, reposa desde el día 3 en el cementerio compostelano de Boisaca

Nos ha dejado Álvaro Santaló y Ossorio de Albaredo, caballero de Yuste, santiagués de nación y lugués de vecindad: en la fachada de su casa en la avenida de Ramón Ferreiro ondeaba la bandera de España, cuando la ocasión lo merecía, al igual que en el Pazo de Aranza, en Baralla, donde le gustaba pasar grandes temporadas.

Era un hombre sencillo, siempre original, buen conservador y muy elegante. Nos conocimos hace ahora medio siglo. Yo acababa de ser designado diputado provincial por primera vez en representación de entidades cuando, a media mañana, el ejemplar funcionario Fernando Real me anunciaba que un señor solicitaba audiencia conmigo. Había venido a caballo desde Baralla y quería saber dónde dejaba el animal. Nos sorprendió tal forma de viajar hasta Lugo e intentamos buscar donde dejar el equino, que al final quedó atado a la verja de hierro de la entrada al callejón de San Marcos, donde estaba instalada la escuela-taller de gaitas. Iba con su traje militar, fusta en mano. Sin duda, el último caballero que visitó la Diputación.

El tema que lo traía a Lugo era acudir a la fiesta de Picos de Ancares. No lo volví a ver hasta diez años después, cuando acudió a mí para tratar un tema relacionado con el edificio hoy denominado Alonso Pita da Veiga, de su propiedad, situado entre Santo Domingo y la calle de la Reina, donde estaban La Primavera y Casa Méndez y cuyos pisos ocupaban, entre otros, la familia Latas Folguera o la Sección Femenina. Volvieron a pasar varios años hasta que nos volvimos a encontrar. Acudió a mí, en este caso, para que la Policía Autonómica interviniese en el problema surgido con los vecinos de Aranza por la iglesia existente frente al pazo de su propiedad, que algunos estimaban de utilización religiosa conjunta.

Son recuerdos todos ellos de un hombre que supo dejar huella. Desde el pasado día 3 reposa en el cementerio de Boisaca, en Santiago de Compostela. Descanse en paz.

Fallece Álvaro Santaló y Ossorio de Albaredo