jueves. 05.08.2021 |
El tiempo
jueves. 05.08.2021
El tiempo

Expertos y turistas exigen el arreglo de los órganos históricos de Monforte

Público, durante la visita al órgano de A Régoa
Público, durante la visita al órgano de A Régoa
El programa Espazos Sonoros facilitó la visita guiada a los de A Régoa y San Vicente

Los órganos de las iglesias de Santa María de A Régoa y de San Vicente son dos de los instrumentos musicales que ayer fueron visitados por numerosas personas gracias al programa Espazos Sonoros que patrocina la Xunta. Los participantes en ambas convocatorias quedaron sorprendidos al verlos y tras las explicaciones de los especialistas todos abogaron por su rehabilitación, que en más de una ocasión se demandó por el colectivo Amigos do Patrimonio y otras organizaciones. La recuperación de estos instrumentos estuvo en varias ocasiones sobre la mesa de la Consellería de Cultura, pero los proyectos quedaron paralizados ante la crisis.

Belén Bermejo, directora artística del programa Espazos Sonoros, fue una de las personas que asistió a las dos visitas, que empezaron a las 11.00 horas en A Régoa y terminaron a eso de las 13.30. Al finalizar destacó la alta presencia de público en las dos sesiones.

"A verdade é que non esperabamos tanta xente, pero houbo máis de medio cento de persoas". manifestó. "É unha proba máis de que os instrumentos e a música antiga interesa moito. A pena é que non haxa cartos para recuperar estas auténticas xoias do barroco. Precisamente estas dúas de Monforte forman o grupo das máis importantes de Galicia", precisó.

La coordinadora de Espazos Sonoros conoce perfectamente los dos órganos y en especial el de A Régoa porque a principios de 2009 participó en la catalogación de todos los instrumentos de este tipo de toda Galicia.

"No órgano da Régoa, que foi construído en 1808, fixemos unha experiencia novidosa coa participación do sacerdote César Carnero, hoxe responsable de Patrimonio da diocese de Lugo. Como o instrumento ten todas as súas pezas, aínda que deterioradas polo paso do tempo, fixémolo sonar. Foi algo sensacional, pero dende aquela non se fixo nada máis", lamentó, aunque dijo que no desistiría en su intento. "Son labores moi cuantiosos, pero pódense facer en anualidades", aclaró.

REACCIONES. Entre el público, la expectación era más que llamativa. "Fueron dos horas y media que pasaron volando. Observamos, como auténticos privilegiados, los dos órganos, pues pudimos subir a verlos de cerca, algo que es imposible si no es con motivo de este tipo de actividades", comentó una persona que procedía de Santiago y un monfortino perteneciente a la histórica Sociedad Filarmónica de Monforte.

Otra persona llegada de Carballo, Esteban González, un aficionado a la música antigua, se mostraba admirado por el buen estado de conservación de los dos órganos y se preguntaba por qué no se hacía lo posible para recuperarlos. "Son auténticas piezas de museo que tienen vida. Tan solo hay que revitalizarlos. Habría que hacer lo posible, pero tal vez ni las autoridades sepan de su valor. Espero que algún día vuelvan a sonar, aunque será difícil visto los tiempos que corren", lamentó aunque con cierta esperanza.

Expertos y turistas exigen el arreglo de los órganos históricos de...
Comentarios