Jueves. 15.11.2018 |
El tiempo
Jueves. 15.11.2018
El tiempo

Ethel tiene deberes en Lugo

La proclamación del nuevo Rey le vino que ni pintado a populares y socialistas para esconder esta semana dos vergüenzas, la crisis en el gobierno del PP en Santiago y la huelga de la basura en Lugo. Alberto Núñez Feijóo tuvo que dar un golpe en la mesa para resolver el esperpento generado por la dimisión de nueve ediles compostelanos y, tras forzar el cese del alcalde Ángel Currás, necesitó sacrificar a uno de sus conselleiros pata negra para situarlo al frente de la capital de Galicia.

La baja de Agustín Hernández de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas fue cubierta por su mano derecha en este macrodepartamento de la Xunta, la que era responsable de la Axencia Galega de Infraestruturas, Ethel Vázquez, una ingeniera de caminos con perfil político en las venas, ya que su padre fue el primer alcalde de Ponteceso en la democracia.

El traspaso de poderes, al menos en la consellería, se presume por tanto tranquilo, aunque el hecho de que este departamento sea el más inversor del Gobierno gallego convertirá a Ethel Vázquez en una de las personas más buscadas por esos alcaldes necesitados de inversiones a las puertas de unas elecciones municipales.

Lugo no será ajena a ese ceremonial petitorio y, no solo el gobierno local, también el resto de partidos y los vecinos estarán atentos a la evolución de las obras pendientes por parte de esta consellería.

La más importante y también la mejor encarrilada es el nuevo auditorio de la ciudad, un proyecto para el que la Xunta comprometió un gasto de casi 20 millones de euros y que debería estar acabado el año próximo. El avance de las obras es evidente y solo hay que darse un paseo por la Avenida de Magoi para comprobar la mole de hormigón levantada, por lo que, si no hay problemas técnicos, la nueva conselleira podrá cumplir con Lugo inaugurando junto con el presidente de la Xunta esta esperada infraestructura cultural en 2015.

Las previsiones también apuntan a que Ethel Vázquez debería cortar la cinta del puente de Paradai a finales de este 2014, un viaducto que arrastra varios años de retraso y que la empresa adjudicataria de las obras se comprometió a tener listo en una fecha propia para las bromas, el 28 de diciembre. La Xunta acaba de hacer una modificación presupuestaria, trasladando partidas para este proyecto de 2014 a 2015, aunque no está claro si va a afectar a los plazos de ejecución. Sin embargo, los vecinos que a diario pasan por la zona de obra se muestran inquietos por el grado de ralentización de los trabajos.

La conselleira, que ya visitó Paradai en 2012 para explicar a los medios de comunicación las razones de la paralización de la obra del puente por el riesgo de desplome de un edificio afectado, es conocedora de los retrasos que acumula el plan para esta zona, donde en 2009 había prevista una inversión de seis millones de euros de la que apenas se está ejecutando la mitad.

Y al igual que Paradai, el barrio de A Tinería también espera que la nueva conselleira le dé un nuevo impulso a la congelada rehabilitación de la zona, en la que el Instituto Galego de Vivenda e Solo asegura que lleva gastados más de 25 millones de euros en la recuperación de edificios, aunque todavía queda mucho por hacer.

Además, la consellería que dirige Ethel Vázquez es juez y parte en la polémica urbanización entre A Tinería y el hospital Virxe dos Ollos Grandes, un proyecto con edificios de hasta cinco alturas junto a la muralla en el que algunos colectivos y partidos ven un nuevo Garañón pero en el casco histórico de la ciudad. La Xunta tiene 4.673 metros cuadrados de edificabilidad sobre un total de 14.282, que en principio prevé destinar a viviendas sociales, y debe dar permiso a un plan especial para la zona que está todavía en una fase inicial. Como parece que va a ser necesario un estudio de impacto ambiental, será difícil que en el actual mandato autonómico quede aprobado este Peri.

Pero lo que no le vendría mal al municipio que quedase definitivamente cerrado antes de los comicios gallegos de 2016 es la autorización por parte de la Consellería de Medio Ambiente del 5% del Plan Xeral de Ordenación Municipal de Lugo que está paralizado. Las discrepancias sobre si corresponde al Concello o a la Confederación Hidrográfica hacer el estudio sobre los cauces fluviales del municipio es el principal escollo, aunque bastaría con un convenio a tres bandas para financiar el informe y acabar con el serial del PXOM.

Un último apunte en los deberes de la nueva conselleira lo representa el proyecto de la ronda este, con el que se acabaría el anillo de circunvalaciones de la ciudad. Los presupuestos de la Xunta para este año no contemplaban partidas para la obra, afectada por el plan de recortes del Gobierno de Feijóo. Aun así, la ciudad no renuncia que se recupere el proyecto en las cuentas de 2015. Por pedir, que no quede.

Castiñeira asegura que las enmiendas a la ILP sobre el Hula corrigen errores

Jaime Castiñeira, en su doble condición de portavoz municipal y parlamentario por Lugo, es el blanco de las críticas de la plataforma que reclama Hemodinámica 24 horas, Radioterapia y Medicina Nuclear para el Hula, a raíz de las enmiendas presentadas por el PP a la Iniciativa Legislativa Popular cuyo debate retrasará los plazos para la puesta en marcha de los nuevos servicios. El popular asegura que los cambios pretenden corregir los errores del texto inicial para adaptar la ILP a la ley gallega de sanidad y, en algunos casos, mejorarla.

Claro que a quien tiene que convencer es a la plataforma del Hula, que estos días se afana en publicitar la manifestación convocada para el día 26 y con la que se pretende meter más presión a la Consellería de Sanidade y, también claro, al PP local.

Ethel tiene deberes en Lugo
Comentarios