jueves. 20.02.2020 |
El tiempo
jueves. 20.02.2020
El tiempo

Empresarios y vecinos de Baralla protestan por las deficiencias de la traída

Un corte de agua provocado por una avería dejó este sábado sin suministro a toda la villa y generó serios problemas en bares y peluquerías

Una avería en la traída de agua de Baralla dejó este sábado sin suministro la villa y desató las quejas de vecinos y comerciantes, que están hartos de que esta situación se repita con frecuencia. "Ou rompe un tubo e quedamos sen auga ou sae sucia e non se pode beber. Estamos seguido con problemas e non desfrutamos dun servizo polo que pagamos", dice un vecino. 

Los baralleses ya están acostumbrados a esta situación y muchos cuentan con depósitos que llenan para casos de emergencia. "Cando acondicionei o local para a perruquería xa contaba con isto e fixen un depósito, eu hoxe non tiven problema", decía la única peluquera que pudo trabajar con normalidad durante la mañana del sábado. 

Alguna otra cerró o intentó atender a sus clientes lo mejor que pudo. "Non é agradable andar quentando potas de auga para lavar cabezas e é normal que os clientes protesten", decía otra profesional del mismo gremio. 

En los bares la situación también era complicada. Se quejaban de que no podían servir café de máquina. Algunos recurrieron a cafeteras domésticas para no dejar sin su dosis diaria de cafeína a los clientes, "pero todo o mundo sabe que non é igual", comentaban.

El alcalde dice que fue una "avería puntual" y el PSOE reclama un mantenimiento adecuado de la red de abastecimiento

Los hosteleros fueron especialmente críticos con el Concello, a quien acusan de no mantener adecuadamente la traída de agua. "Nós pagamos por un servizo, ninguén nos perdoa unha factura. A auga non é un negocio, é unha necesidade e é obriga do Concello atendela. Se hai que amañar a traída que o fagan, custe o que custe, porque non se trata de que sexa rendible, senón de que é un dereito que temos", decía uno de los empresarios afectados. 

Su trabajo durante la mañana del sábado fue complicado, hasta que el agua volvió a primera hora de la tarde. "Non podemos fregar e nin podo facer uns pinchos porque non teño con que lavar as mans", apuntaba una hostelera. Otros fueron a buscar agua al río para fregar el suelo. "Collimos seis caldeiros de auga no río para limpar", comentaban. 

Las quejas por la turbidez del agua y por los repetidos cortes no son nuevas en Baralla. No obstante, el alcalde, Manuel González Capón, indicó que el corte fue "unha avería puntual" derivada de la rotura de una tubería. 

La pérdida de presión que auguraba la sequía se detectó el viernes. A las diez de la noche se cortó el suministro y los operarios municipales comenzaron a buscar la avería. Localizaron la fuga a las dos de la madrugada, pero, según indicó el alcalde, "estaba no medio duns prados e non puideron cambiar a tubaxe ata pola mañá". A última hora de la mañana de este sábado aseguraba que estaba "reparada e en canto encha o depósito o subministro será normal". Y así fue, a primera hora de la tarde el agua volvió a circular por la traída. 

Desde el PSOE local, consideraron "unha irresponsabilidade que non se manteña como é debido a traída e que se deixe baleirar o depósito porque agora virá turbia". Advierten de que "esta situación prexudica os veciños e os pequenos empresarios, que perden diñeiro cada día que isto pasa".

Empresarios y vecinos de Baralla protestan por las deficiencias de...
Comentarios