lunes. 30.11.2020 |
El tiempo
lunes. 30.11.2020
El tiempo

El turismo despunta en A Mariña con una ocupación de más del 90% en agosto

Turistas en As Catedrais, este verano
Turistas en As Catedrais, este verano
Estancias más largas y un mayor gasto entre los usuarios son algunas de las claves que destacan los establecimientos hoteleros. Los visitantes nacionales siguen siendo mayoría entre los que se acercan a disfrutar de unos días de descanso en la comarca

Agosto, el mes por excelencia de vacaciones, deja datos muy positivos en la comarca, con unos niveles de ocupación hotelera por encima del 90 por ciento, lo que supone nueve puntos más con respecto al pasado año según la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería e Turismo de Lugo (Apehl). Unas cifras que constata el sector mariñano, muy satisfecho del balance de agosto, que se suma a un estupendo mes de julio y que deja datos para hablar de una recuperación económica, con estancias más largas y más gasto entre los viajeros.

Con estas cifras, A Mariña lidera las pernoctaciones en la provincia, donde la ocupación ha tenido un incremento de más de seis puntos de media, lo que permite al sector mirar con optimismo al futuro; de hecho, no se espera un septiembre malo y las cifras que maneja la Apehl hablan ya de un 40,50 ciento de reservas para la comarca. Burela, con la celebración del festival de música Osa do Mar, y Ribadeo y O Valadouro, con las patronales, son las mejor situadas para este fin de semana, que arranca con un perfil de turista muy diferente al de agosto.

NACIONALES. Los establecimientos consultados constatan que el turismo mariñano es eminentemente nacional y que apuesta por la tranquilidad para sus días de asueto. Unas vacaciones que son en agosto más largas, con estancias de unos cinco días de media, lo que se puede interpretar como una recuperación con respecto a las reservas de veranos anteriores, datos a los que se suma el hecho de que los clientes gastan más. «Eso es muy bueno y esperemos que dure», apunta José Manuel Pereira, del cuatro estrellas Las Sirenas, en Viveiro, una frase que resume el sentir el sector, que confía en que la recuperación llegue para quedarse.

Madrid, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Asturias, Cantabria y Euskadi son las comunidades de donde proceden la mayor parte de los visitantes, a los que se suman con fuerza los turistas catalanes, cada vez más numerosos. Frente al turismo de proximidad, los extranjeros suponen una minoría en el verano mariñano, ya que optan por otros meses para visitarnos, como mayo y junio y también septiembre.

A pesar de ello, el crecimiento del turismo extranjero ha sido muy notable en establecimientos como el Louzao, en Viveiro, donde destacan el aumento de visitantes procedentes de países como Francia, Holanda, Portugal y Gran Bretaña. Asimismo, el visitante de fuera ha crecido también en los alojamientos rurales, como destacaba el presidente de la Asociación de Turismo Rural de A Mariña (Aturmar), Manuel Vicente, que lo achaca a las buenas campañas de promoción realizadas en diversas ferias internacionales.

También es constatable el incremento de peregrinos a su paso por el Camiño Norte, muchos de los cuales deben pernoctar en hoteles y hostales por la falta de plazas en albergues, debido precisamente al incremento de usuarios, aunque la mayoría de los peregrinos se quedan una sola noche y no son de mucho gasto.

CLIMA. Agosto es siempre un mes bueno en la comarca, aunque este año pocos locales han bajado del 85 por ciento de medio y eso que climatológicamente hablando ha sido mucho peor que julio. No por ello los clientes abandonan, pues la mayoría aprovecha las diversas alternativas que A Mariña ofrece para pasar unos días sin playa, aunque lógicamente el buen tiempo anima a quedarse, aunque en el norte de Lugo nunca está garantizado.

Posiblemente ese buen tiempo, unido a la insoportable ola de calor que se vivió en buena parte de España el pasado mes de julio, inclinó la balanza de visitantes hacia el Norte y A Mariña consiguió un auténtico récord al recibir en sus dieciséis concellos a un total de 71.384 personas, lo que supone un 30 por ciento más con respecto al año 2014. Unas cifras que repercutieron en 4,5 puntos más de ocupación hotelera en ese mes.

A pesar de estos datos, desde algunos hoteles se quejan de la competencia desleal que supone el alquiler de habitaciones y casas privadas sin regular, lo que dicen les lleva a perder clientes a pesar de tener que rebajar los precios para intentar competir con los particulares.

SEPTIEMBRE. En este mes, en los establecimientos hoteleros se trabaja bien con grupos organizados y con visitantes de un perfil distinto, más parejas y grupos de amigos a los que les gustar visitar y también personas que tienen negocios y que cierran esos días. No es, pues, el turismo familiar que puebla agosto y es que septiembre es un mes lectivo para los más pequeños. El turismo cultural es el mayor atractivo en este mes en la comarca.

Crece el descontento en el sector por el alquiler sin regular de viviendas particulares, que hacen caer los precios

El turismo despunta en A Mariña con una ocupación de más del 90% en...
Comentarios