viernes. 16.04.2021 |
El tiempo
viernes. 16.04.2021
El tiempo

LA OFICINA DE INFORMACIÓN DE SOBER RECIBIÓ A 1.300 TURISTAS DESDE JUNIO

El tren de Amandi cumple un lustro con más de 25.000 viajeros

Bajada del tren turístico por la ribera de Doade.
Bajada del tren turístico por la ribera de Doade.
Durante el pasado mes de agosto fue utilizado por 1.570 turistas ►Principalmente acuden grupos y excursiones organizadas

Más de 25.000 personas viajaron en el tren turístico Aba Sacra desde que comenzó su andadura por los bancales de la subzona de Amandi hace ya cinco años. La iniciativa de la peculiar visita a los viñedos que se realiza en un pequeño tren por zonas de difícil acceso desde la localidad soberina de Doade está promovida por una empresa que fue subvencionada con fondos europeos a través del programa Leader.

La firma Aba Sacra realizó el lunes balance del resultado de los periplos registrados desde su andadura y sobre este verano. El mes de mayor afluencia fue el de agosto, con 1.570 billetes despachados para realizar el denominado Tour de la Viticultura Heroica.

Uno de los promotores de la firma, Antonio Rodríguez, indicó que «en los últimos años se incrementó la demanda del tren turístico en especial por grupos, asociaciones y todo tipo de colectivos que ya llegan a la zona con el conocimiento previo de la existencia del tren al ser todo un referente en distintos canales para conocer la Ribeira Sacra».

La mayor parte de los usuarios acudían hasta hace poco de una forma individual o en pequeños grupos. La difusión de la oferta turística de toda la comarca dio lugar a que ahora sean cientos las asociaciones, principalmente de Galicia, Asturias, León, Zamora, Valencia, Mallorca y del resto del territorio nacional, así como ya del extranjero, que llegan a Doade para subir al tren Aba Sacra.

Los usuarios se quedan «asombrados de los paisajes que ofrecen los viñedos, de las vistas de los miradores y de las bodegas»

Muchos de los usuarios consultados, según la empresa, «destacan el medio de transporte por ser una alternativa para conocer de cerca los bancales de Amandi al tiempo que se recibe información sobre la zona. Estos trenes se suelen usar para ver ciudades, mientras que en la Ribeira Sacra se utiliza para adentrarse en un medio rural basado a la viticultura».

Los principales reclamos de la zona para el público son «los paisajes espectaculares de los viñedos a los que se accede. Quedan asombrados, así como de las visitas que se realizan a bodegas y miradores al no tener que preocuparse del transporte ni de la gestión de las actividades», indicaron los gestores de la infraestructura.

Otra de las particularidades que llama más la atención de los excursionistas es el trabajo en las viñas con motivo de los preparativos para la próxima vendimia. La fecha oficial de apertura de la campaña es el jueves, pero desde hace una semana ya hay bodegas en la subzona en plena recogida.

El tren de Amandi cumple un lustro con más de 25.000 viajeros
Comentarios