jueves. 02.04.2020 |
El tiempo
jueves. 02.04.2020
El tiempo

El resultado del 20-N forzará una reflexión en los partidos de Ribadeo

El Partido Popular consiguió una holgada mayoría absoluta en Ribadeo el pasado domingo. Nada extraordinario porque fue lo que sucedió en toda España. Sin embargo, los resultados de este municipio son tan rocambolescos que obligarán a todos los partidos políticos del municipio a, como mínimo, hacer una reflexión a la luz de la comparación con los salidos de las urnas en las elecciones municipales.

Los populares consiguieron un volumen de votos prácticamente calcado al que lograron en 1999 cuando tocaron techo con ocho concejales. Llegaron a los 3.041 por 1.797 el 21 de mayo.

El PSOE tiene también mucho en lo que pensar. En mayo obtuvieron un resultado malísimo que desencandenó una secuencia de acontecimientos todavía por resolver. Lograron 735 votos. El domingo, seis meses después, subieron hasta 1.508, aunque también es cierto que en las generales de 2008 alcanzaron 2.442 votos.

Y los resultados del Bloque Nacionalista tampoco deberían caer en saco roto para sus responsables que gobiernan el Ayuntamiento con una cómoda mayoría absoluta después de dispararse hasta los 2.689 sufragios en mayo pulverizando el techo de su formación política. El domingo se quedaron en 896. Incluso en las anteriores generales habían obtenido un poco más, 918, si bien porcentualmente crecieron un 0,6%.

Aunque unas elecciones generales no son nunca unas municipales, sirven para aportar una idea del electorado dispuesto a votar a cada partido en las condiciones adecuadas y en ese sentido Ribadeo se comporta, como por otra parte es habitual, de una forma muy singular.

Otros

A Pontenova es otro municipio de A Mariña Oriental donde no gobierna el Partido Popular. Lo hace el socialista Darío Campos. Los populares consiguieron 978 votos frente a los 756 que habían alcanzado hace tres años. El PSOE, por su parte, logró entonces 1.106 y el domingo cayó de forma espectacular hasta los 716. El Bloque pasó de 192 a 141.

En el municipio de Barreiros Alfonso Fuente Parga continúa mostrándose como un hombre fuerte del Partido Popular. Ajeno a las polémicas que le envuelven por su gestión urbanística, continúa siendo una plaza segura para el PP, que pasó de los 1.143 de 2008 a los 1.280 del domingo. En las municipales había obtenido incluso más, 1.373.

En este municipio el PSOE pasó de 678 a 276. Fue, porcentualmente, una de las caídas más acentuadas de los socialistas en toda la comarca ya que supera el 50% de los sufragios. El BNG también cayó con respecto a hace tres años y pasó de 375 votos a 276.

En esta comarca, Riotorto volvió a mostrar su querencia popular con una subida de 471 a 572 votos después de un intenso trabajo casi puerta por puerta del PP local. El BNG, que gobierna allí, pasó de 238 a 228, aunque porcentualmente subieron medio punto. El PSOE pasó de 397 a 223.

Trabada también tuvo un comportamiento muy favorable al Partido Popular, donde este partido parece afianzarse con el paso de los años después de una época en la que Yanes Ginzo había sujetado con algún problema la mayoría absoluta. Eso parece quedar atrás y de nuevo su grupo se distancia mucho de los otros partidos.

El resultado del 20-N forzará una reflexión en los partidos de Ribadeo
Comentarios