domingo. 20.10.2019 |
El tiempo
domingo. 20.10.2019
El tiempo

El regidor ourensano, ''tranquilo'' y con total disposición a colaborar

El alcalde de Ourense, Agustín Fernández, ha manifestado su "total tranquilidad" sobre la adjudicación de las obras de la calle Bedoya, sobre la cual el juzgado de Ourense ha imputado a toda la junta de gobierno de 2008, y ha defendido su "legalidad".

El regidor socialista ha hecho esta afirmación tras conocerse la imputación de varios cargos del gobierno de Ourense, entre ellos él mismo, por supuestas irregularidades en la adjudicación de unas obras en una calle de la ciudad.

En un comunicado, Fernández ha expresado su "total voluntad de colaboración con la Justicia para aclarar la legalidad de la adjudicación" realizada en septiembre de 2008 de las obras de mejora de la calle Bedoya, por la que han sido citados a declarar en calidad de imputados los miembros de la junta de Gobierno local, de la que él formaba parte como concejal de Economía.

El regidor mostró su "total tranquilidad" ante este hecho, y reiteró su "máximo respecto" a los órganos judiciales en su labor de investigación", tras "defender la normalidad de aquella adjudicación que "más allá de la preferencia por uno u otro formato administrativo estuvo motivada y guardó el principio de interés público". "Compareceré gustoso para dar todas las explicaciones necesarias", apuntó Fernández.

Por su parte, la concejala de Urbanismo, Áurea Soto, apuntó que el procedimiento escogido se sustentó en evitar "la pérdida de una subvención de 580.000" euros para las obras de la calle Bedoya, que fue "completada en su totalidad". "El procedimiento nunca fue hasta lo de ahora recurrido por ninguna de las empresas del sector y se motivó en garantizar la cuantía de la subvención", argumentó Soto, quien recordó que esos mismos argumentos fueron recogidos por el TSXG en la investigación al conselleiro Agustín Hernández en un caso similar, causa "que fue archivada basándose en la defensa del interés público".

A lo largo de este mes, tendrán que declarar el ex alcalde de Ourense, Francisco Rodríguez, la concejala Áurea Soto, el actual alcalde Agustín Fernández, la teniente de alcalde Marga Martín y miembros del BNG, entre ellos, el ex teniente de alcalde Alexandre Sánchez Vidal. Además, han sido citados para una nueva declaración por la posible concurrencia de un delito de fraude y exacciones ilegales el ex concejal Andrés García Mata, y el jefe de servicio Luis Tros.

El regidor ourensano, ''tranquilo'' y con total disposición a...
Comentarios