viernes. 03.12.2021 |
El tiempo
viernes. 03.12.2021
El tiempo

El proyecto para la excavación arqueológica de Area está paralizado

El proyecto para excavar y poner en valor el yacimiento arqueológico de la playa de Area está paralizado, según pudo saber el alcalde, Melchor Roel, tras contactar con la Dirección General para la Sostenibilidad de la Costa y del Mar, que había aprobado un presupuesto de 199.767,63 euros para esta actuación y la adjudicó a la empresa Tragsa «hace año y medio», recuerda.

Añade el regidor que esta firma publicó a su vez un anuncio para contratar personal para acometer los trabajos, «en el que pedía un arqueólogo durante ocho meses, cuando lo correcto era contratar a dos arqueólogos cuatro meses», pero «no llegó a hacer la contrata» y desde entonces nada más se supo. Si el silencio continúa, asegura Roel, «se exigirán responsabilidades al Ministerio de Medio Ambiente». No precisa el alcalde el motivo de esta paralización, aunque ronda la sombra de la falta de dotación económica para acometerla, mientras que desde la empresa no se pronuncian al respecto.

La puesta en marcha de este proyecto para excavar y poner en valor el yacimiento de las villas romana y altomedieval es la solución que apunta el arqueólogo Emilio Ramil, redactor del plan de excavación, para hacer frente a la situación de desprotección que en la actualidad tiene el yacimiento, que además de verse afectado por los temporales está descuidado. La maleza, restos de una hoguera, plásticos o piezas de opus signinum -material constructivo romano de color rojizo- esparcidas por el arenal dan muestra de ello.

Ramil asegura que «a area é un conservante extraordinario, tanto para a pedra como para os materiais», y es esa la gran ventaja para que se conserve tan bien después de tanto tiempo, algo que pudieron comprobar cuando en el 2007 realizaron catas para conocer la dimensión del yacimiento. «Despois da intervención tapamos todo o que se podía tapar, salvo o corte sobre a praia, pero cando vén un temporal saca a area e deixa os restos ó descuberto outra vez», explica el arqueólogo, que considera de necesidad «que se actuara dalgunha forma para a súa conservación ante a posibilidade de temporais ou de que a xente vaia alí a lastimar». «Cando veu un temporal vin muros que non coñecía e o areal volve a tapalos, pero si sería importante que se fixera algún tipo de protección neste lugar», dice.

Sin embargo, Emilio Ramil ve muy difícil hacer un cierre en una playa pública, «porque non se pode facer calquer tipo de peche nin se pode meter formigón ó bestia, así que a solución técnica é complicada», reconoce. Añade que con el nuevo proyecto «íbase buscar unha solución para a protección, pero non é fácil protexer porque é un areal de uso público e habería que delimitar o espacio».

A su juicio, la única protección efectiva mientras no se ejecute el proyecto es dejarlo como está en estos momentos. «Leva alí 2.000 anos e podería seguir así outros 2.000. A mesma natureza foi a que o preservou e seguirao facendo ata que se poña en valor. Os temporais son inevitables pero sería demencial meter formigón. A solución ten que ser outra e só pode pasar por un plan integral do xacemento, que se faga un plan director para el ca excavación, consolidación, posta en valor e protección», afirma.

Patrimonio
La asociación Mariña Patrimonio se interesó por el estado del yacimiento hace ya unos meses, tras el paso del temporal Becky. «Fomos alí e vimos que afectara bastante a marea», dice el historiador Manuel Miranda, y añade que «despois das catas arqueolóxicas que houbo non protexeron adecuadamente o xacemento, só puxeron un geotextil, unha especie de tela plástica para protexer o xacemento e botaron unha pouca de area, pero o temporal afectou bastante».

Tras constatar estos daños, el colectivo dio aviso a la Dirección Xeral de Patrimonio, departamento del que no obtuvieron respuesta, asegura Miranda. «Non soubemos máis do tema, pero quince días despois pasamos por alí e vimos que había varios restos arqueolóxicos que quedaran á vista e que desapareceran, xa non estaban». Este hecho alarmó a los responsables de la asociación, que decidieron dirigirse de nuevo a Patrimonio, esta vez a través de un escrito, para preguntar «cal fora a súa intervención, qué medidas tomara para protexer o xacemento, porque a lei o obriga, e ónde iban os restos arquitectónicos que desapareceran». De nuevo recibieron la callada por respuesta, aseguran.

Historia
La intención de poner en valor los restos arqueológicos de Area viene desde hace más de una década, pues en el año 2000 César Aja, entonces alcalde, propuso solicitar a Costas autorización para realizar un estudio sobre el yacimiento y fue en el 2005 cuando su sucesor, Melchor Roel, anunció que Costas autorizaba y financiaba la excavación de los restos.

En el 2007 el Concello de Viveiro solicitó la redacción de un informe sobre la excavación y puesta en valor del yacimiento arqueológico, que se ejecutaría en varias fases, de las cuales solo se ha realizado la primera, que consistió en la realización de catas y en la delimitación del área de interés, localizada entre el arenal, el paseo marítimo y una zona residencial. La segunda fase es más amplia, pues contempla la excavación de 2.000 metros cuadrados y es la que está paralizada sin tener hasta el momento una fecha para su continuación.

Así las cosas, parece que aún queda lejos la ambiciosa culminación del proyecto -el presupuesto global que anunció Costas inicialmente alcanzaba los 3,8 millones-, que incluiría un centro de interpretación de los vestigios encontrados y una zona dotacional con aparcamientos. La idea, apunta Ramil, «é poñelo en valor da maneira axeitada para facer visitas polo interior, con medios didácticos e sinalización, para ó final facer un pequeno centro de interpretación cos resultados da excavación, non facer unha trapallada».

El proyecto para la excavación arqueológica de Area está paralizado
Comentarios