El PP lancarés da por ''zanjadas'' las diferencias entre Capón y Nuñez

El PP de Láncara aseguró ayer que las diferencias entre su portavoz, Eladio Capón, y el líder de Terra Galega —antes presidente de los populares lancareses y teniente de alcalde con este partido durante 12 años—, Ricardo Núñez, «están zanjadas», al tiempo que dejó abierta la posibilidad de presentar conjuntamente una moción de censura al actual alcalde, el socialista, Darío Piñeiro.

Los populares responden así a unas declaraciones del regidor en las que consideraba poco probable una unión entre PP y Tega con el fin de arrebatarle la alcaldía.

 

«El señor alcalde es el menos indicado para juzgar las relaciones entre el señor Eladio y el señor Ricardo, y menos aún para juzgar la inviabilidad o no de la presentación de una moción de censura, porque es una figura que está recogida legalmente y, ante eso, el señor alcalde sólo puede hacer una cosa: respetar la ley», afirma el grupo popular de Láncara.

 

Este partido recuerda que, tras la ruptura del pacto de gobierno entre PSOE y Tega, Piñeiro distribuyó entre sus ediles las áreas que antes ocupaban los concejales independientes, nombrando como primer teniente de alcalde al número dos de su candidatura, Arturo Sobrado. Según explica, Piñeiro y Sobrado tuvieron «graves problemas y enfrentamientos meses atrás que incluso se llevaron a los plenos, lo que no ha impedido que actualmente se hayan subsanado sus diferencias y pueda nombrarle para este nuevo cargo sin más rencillas».

 

Uniones

A la vista de esta situación, el PP dice no entender cómo el alcalde puede comentar que resulta inviable una moción de censura en Láncara por los problemas entre Eladio Capón y Ricardo Núñez. Además, «tanto el señor Ricardo como el señor Eladio estuvieron unidos políticamente muchos años y no se dieron diferencias entre ellos en los plenos ni causaron una impresión tan nefasta como la ha causado el actual grupo de gobierno», añade.

 

Los cuatro ediles del PP en Láncara consideran que durante la anterior legislatura «no existía la crispación actual» en el municipio. «El alcalde debe entender que actuar dentro de la legalidad, presentando o no una moción de censura, no es lo que causaría crispación, ya que existe desde que él llego a la alcaldía», concluyen.

Comentarios