martes. 18.01.2022 |
El tiempo
martes. 18.01.2022
El tiempo

Aumenta el número de afectados por el brote de sigelosis

La fuente permanece vallada desde el viernes (Foto: Xesús Ponte)
La fuente permanece vallada desde el viernes (Foto: Xesús Ponte)

El número de lucenses afectados por sigelosis, lejos de bajar, siguió aumentando y a las siete y media de la tarde de este domingo eran ya dieciocho las personas ingresadas en el hospital Xeral.

El Sergas explicó que por la tarde estaban ingresados en planta diez adultos y ocho niños, aunque éstos no erán los únicos afectados por la bacteria y había otras cuatro personas en observación en el hospital, la mitad de ellas menores.

El brote ha tenido su origen, supuestamente, en la fuente del barrio de O Castiñeiro, de la que habían consumido agua todas las personas que hasta el viernes habían sido tratadas de los síntomas que causa la infección: diarreas, vómitos y estados de deshidratación.

Todavía no hay análisis que confirmen que el agua es el agente en el que se encontraba la bacteria que ha provocado el mal, pero el hecho de que los enfermos procedan de la misma zona y beban agua allí ha llevado desde un primer momento a pensar en que el manantial era el foco de la infección.

Sanidade y el Concello confían en tener este lunes datos sobre los análisis del agua y el Sergas confía en que a partir de mañana también comience a disminuir la incidencia de la enfermedad.

La sigelosis tiene un periodo de incubación de hasta una semana, pero lo habitual es que se desarrolle en tres días. Ese plazo, sumado al hecho de que la fuente de O Castiñeiro se cerró ya el viernes, lleva a pensar que el brote puede empezar a remitir ya.

El Concello: "No beber de ninguna fuente, y menos en verano"
El concejal de Medio Ambiente, Lino González Dopeso, insistió en que desde el Concello se recomienda a los vecinos “no beber de ninguna fuente y menos en verano”, ni siquiera de los manantiales que tienen el preceptivo cartel de agua apta para el consumo.

“El problema con las fuentes es que cuando se analiza el agua puede resultar apta, pero a los cinco minutos si entra en contacto con otras materias o si hay una fisura puede dejar de serlo”, explicó. El edil indicó que las precauciones deben extremarse cuando suben las temperaturas, dado que aumentan los riesgos de infección.

Asimismo, adelantó que este lunes el Ayuntamiento intentará dar a conocer un listado de los manantiales del municipio distinguiendo aquellos de los que se recomienda no beber en absoluto de los que en la última analítica su agua se reveló como apta para el consumo. “Nosotros aconsejamos que no se beba en ningún caso”, insistió González.

Muchos lucenses consumen habitualmente agua de fuentes del municipio, pero el Ayuntamiento hace hincapié en que las garantías plenas de potabilidad sólo se dan en la de la traída.

Aumenta el número de afectados por el brote de sigelosis
Comentarios