Sábado. 22.09.2018 |
El tiempo
Sábado. 22.09.2018
El tiempo

El lobo mata un carnero y dos ovejas en una finca vallada de Fonmiñá

Nicesio Vidal muestra las reses ovinas que le mató el lobo
Nicesio Vidal muestra las reses ovinas que le mató el lobo
El propietario, Nicesio Vidal, explica que el terreno, en el que había nueve animales, está cerca de las casas y de la carretera

Un vecino de Meira, Nicesio Vidal, ha perdido prácticamente la mitad del rebaño que guardaba en una finca vallada en el lugar de O Gruñedo, situado en la parroquia pastoricense de Fonmiñá, por un ataque del lobo, que le ha causado la muerte a un carnero y dos ovejas, dejando otra herida.

«Fun onte -por el jueves- á finca aí polas sete da tarde, para metelas para dentro porque chovía moito e xa vin o que pasara» explicaba ayer Nicesio, que precisó que tenía ocho ovejas y un carnero resguardados por un valla de más de un metro de altura, que el lobo logró superar, cree que colándose tras lograr romper la alambrada.

«Loitou con todas» dijo este meirego, convencido de que no pudo ser un único animal, dados los estragos que causó. «Comeu polo menos dous quilos de carne», aseguró, explicando que el macho, de grandes dimensiones, era el que presentaba los daños más importantes.

Otra de las ovejas tenía heridas "na garganta, no ubre e nun pé" y el veterinario la trató para intentar salvarla

«Era moi grande, tíñao vendido en 100 euros», lamentó Nicesio, que ha perdido no solo a un animal «fóra de serie», sino también los ingresos que este le hubiera reportado. Además, las dos ovejas fallecidas estaban preñadas. Una murió por la gravedad de sus heridas, mientras que la otra tuvo que sacrificarla, tal y como le indicó la técnica de la Xunta que acudió a realizar el informe de lo ocurrido, para evitarle el sufrimiento y la agonía. Además, un cuarto animal, con dentelladas «na garganta, no ubre e nun pé», ya está recibiendo el tratamiento prescrito por el veterinario para intentar curarlo.

«Asustoume e sentino moito», dijo Nicesio, que señaló que su finca, además de cerrada, está cerca de las casas y de una carretera muy transitada. No pudo precisar cuándo se produjo el ataque, aunque cree que pudo ser ese mismo día, horas antes, ya que un conocido le aseguró haber visto un lobo en una zona próxima, también en la parroquia de Fonmiñá.

Aunque esta es la primera vez que este vecino de Meira sufre un percance de esta características, aseguró que conoce otros casos ocurridos «do outro lado do río», en los que los lobos mataron un potro o varias ovejas. «Non podemos ter nada» dijo, explicando que él optó por criar ovejas «para ter as fincas limpas».

«Isto non pode ser, para os gandeiros é un desastre», aseguró Nicesio, al tiempo que reiteró que «non compensa ter nada», mientras intentaba hacerse a la idea de las pérdidas sufridas en un rebaño con «ovellas boas e moi coidadas».

El lobo mata un carnero y dos ovejas en una finca vallada de Fonmiñá
Comentarios