Miércoles. 22.11.2017 |
El tiempo
Miércoles. 22.11.2017
El tiempo

El 'lobby' de las croquetas

Alumnos del CEIP Anexa, en el comedor escolar
Alumnos del CEIP Anexa, en el comedor escolar
El servicio de comedor, gestionado desde este año por el Concello, volvió a los colegios. Los niños reclaman más rebozados, pero ayer se contentaron con sopa, melva y plátano

Si por ellos fuera, todos los días habría croquetas. Entre los niños del CEIP Anexa reina cierta unanimidad sobre su plato preferido de entre los que toman en el comedor escolar y, si se asume como cierta la capacidad de la que presumen para influir en la elaboración del menú, quién sabe si algún día conseguirán hacer de este frito uno de los productos más asiduos. No en vano, pese a que Luis, de sexto, asegura que "el gazpacho nos gustaba tan poco que conseguimos que lo quitasen", este lunes no había ni rastro de rebozados ni nada similar en el menú, ya que el protagonismo del primer día lo compartieron una sopa, una ración de melva y un plátano.

Una de las que se quedan con las croquetas sin dudarlo ni un segundo es Gabriela, alumna de quinto que habla con el aval de llevar ya ocho años en el comedor escolar. Pese a su preferencia por esta masa, reconoce sin reparos que la sopa de jamón con la que abrían boca ayer estaba "rica, pero caliente".

Aunque hayan transcurrido casi tres meses desde su última vez a la mesa en el colegio, ningún niño se olvidó del ritual a seguir antes de sentarse: el obligatorio lavado de manos y, una vez cogida la silla, es el turno de sentarse con los brazos cruzados y guardar silencio. Acto seguido, monitores y niños entonan una canción aprendida que solo se acaba cuando la comida llega al plato.

En el reino de las croquetas, algún verso suelto, como Pablo, de tercero, dice que se queda con "la tortilla" porque le "gustan las patatas". Lejos de entrar en ninguna rivalidad entre la que toma en casa y la del colegio, concede que le gustan las dos "por igual". Otros, también asentados en una diplomacia inusitada, subrayan que "es muy difícil elegir" entre algún plato de los muchos que les sirven en el colegio.

DEBATE A LA MESA. Al igual que los mayores, aprovechan la hora de la comida para mantener sus debates. Así, Alejandra, Alba, Carlota, Guille, Carlos y Xoel, todos de segundo y tercero de Primaria, se enfrascan en decidir si se está mejor en vacaciones o de regreso a las aulas. Carlos, por ejemplo, señala que "es mucho mejor volver al cole", ya que "es divertido" y, además, le permite "ver a mi mejor amigo Xoel". Enfrente, Alba asiente y asegura que "las vacaciones son aburridas, sobre todo si te vas mucho tiempo por ahí".

En otras mesas, la conversación versa sobre otros temas. Pero en todas se repite un mismo patrón: pequeños y mayores, los primeros pertrechados con vasos de plástico y los segundos de cristal, comen con el mismo afán con el que hablan. Aunque no haya croquetas.

El 'lobby' de las croquetas