sábado. 08.08.2020 |
El tiempo
sábado. 08.08.2020
El tiempo

El legado de Antonio Gandoy

Niños participantes en el programa 'O son que me arrola', de la asociación Antonio Gandoy. Foto: REM.
Niños participantes en el programa 'O son que me arrola', de la asociación Antonio Gandoy. Foto: REM.

La desaparición de Preescolar na Casa dejó un enorme vacío en muchas familias del rural, que continuaban demandando la presencia y el apoyo de estos educadores. Como respuesta a esta necesidad surgieron varias iniciativas, impulsadas por antiguos trabajadores de este programa, que en su día ideó el cura de la bicicleta.

inmaterial e imprescindible para muchas familias del rural gallego. Así es el legado que dejó Antonio Gandoy, el cura de la bicicleta, cuando en 1977 inició un programa innovador, solidario y altamente comprometido, Preescolar na Casa.

Ensalzado y reconocido en países de todo el mundo, la consabida crisis y los correspondientes recortes motivaron la desaparición de este proyecto educativo. Con la prima de riesgo en máximos insoportables y los indicadores macroeconómicos al borde del colapso, de nada sirvió el solidario y masivo apoyo de la sociedad gallega -plasmado en las más de 20.000 firmas que en su día se hicieron llegar al Parlamento- para evitar que este programa desapareciese.

Prescolar na Casa apenas logró sobrevivir al curso 2010-2011.

ASOCIACIÓN ANTONIO GANDOY. Una mirada al futuro con el mismo espíritu de hace 35 años

La fundación Prescolar na Casa llegó a atender a más de 5.000 familias de toda Galicia. Su declive llegó cuando la Consellería de Traballo le retiró la subvención de 500.000 euros que recibía. El fin del programa no desanimó a un grupo de antiguos trabajadores, que juntos constituyeron la Asociación Antonio Gandoy.

EDUCANDO EN FAMILIA. Un trabajo conjunto con familias de A Mariña y Terra Chá

Ana María Vázquez Lorenzo también desarrolló una gran parte de su trayectoria profesional en Preescolar na Casa. Cuando el programa desapareció, esta profesora decidió, junto a otras compañeras, dar continuidad a la labor educativa que venía desarrollando. «Fixémolo por dúas razóns fundamentais. Seguiamos detectando que as familias demandaban a nosa labor e, por outro lado, non estabamos dispostas a deixar que o legado de Antonio Gandoy se perdese», afirma.

DA CASA Ó COLE. Una iniciativa que parte de las necesidades de padres y madres de Samos

Si en cualquier municipio de la provincia el papel de Preescolar na Casa resultó fundamental para romper con el aislamiento que padecían muchas familias con niños, fue en los de la montaña lucense donde esa labor resultó más evidente. Durante más de dos décadas, María José Blanco fue una de aquellas profesoras que enseñaron a crecer a niños de los ayuntamientos de O Caurel, Triacastela, Sarria, O Incio o Samos.

Consiga AQUÍ la información completa

El legado de Antonio Gandoy
Comentarios