Domingo. 18.11.2018 |
El tiempo
Domingo. 18.11.2018
El tiempo

El jefe de la Policía de Sarria dice que no hubo amenazas del oficial a la alcaldesa Pilar López

Declaró como testigo por la denuncia de la regidora contra el agente por desobediencia

El inspector jefe de la Policía Local de Sarria prestó el viernes declaración en el juzgado, en calidad de testigo, dentro del procedimiento que se sigue tras la denuncia de la alcaldesa contra el oficial de este cuerpo por un presunto delito de desobediencia. El jefe dijo que no presenció amenazas del denunciado a la regidora.

La alcaldesa, Pilar López, había manifestado que el inspector estaba presente en una de las discusiones que mantuvo con el oficial, en la que, según su versión, este le faltó al respeto. En su comparecencia en el tribunal el jefe afirmó que el agente no increpó ni alzó la voz a López en su presencia y que si así fuera él no lo permitiría.

En esa reunión se habría tratado el precinto de dos negocios de carpintería en el barrio de As Insuas de Sarria. La regidora habría dictado un decreto para clausurar las empresas, aunque este precinto no se llevó finalmente a cabo por orden de la propia alcaldesa. Según se manifestó durante la declaración del inspector jefe, los agentes solo tuvieron que vigilar las dos empresas para controlar que no mantuvieran actividad.

En su denuncia Pilar López acusó también al oficial de la Policía Local de desobedecerla porque, a raíz de comunicarle que no se le pagarían unas gratificaciones, presuntamente le dijo que no había precintos para clausurar las dos fábricas de As Insuas, aunque luego aparecieron.

PRECINTOS. El inspector jefe habría señalado que él no estaba presente cuando la alcaldesa le solicitó al oficial que le entregase los precintos. Manifestó, además, que el agente no tenía constancia de la existencia de los precintos y que hace tiempo se adquirieron estos elementos, pero para precintar vehículos, no para locales. Al parecer, aseguró que los precintos no se usan con frecuencia y que la última vez que se utilizaron para cerrar un local fue hace alrededor de diez años. En aquella ocasión se clausuró un establo en A Veiga, labor en la que el oficial no habría participado.

El inspector jefe aseguró que los precintos no se usan con frecuencia y que el oficial no tenía constancia de que los había

El inspector también habría apuntado que tenía constancia de los problemas con la gratificación del número dos de la Policía Local, aunque no de manera oficial.

La denuncia contra el agente fue presentada el pasado mes de marzo por parte de la alcaldesa y desde entonces prestaron ya declaración como testigos la interventora y dos agentes.

La funcionaria fue llamada debido a que, en su denuncia, Pilar López señala que la supuesta desobediencia del oficial se produjo después de que le comunicase que había reparos de intervención para pagarle unas gratificaciones. Esta confirmó haber puesto reparos a este abono, pero dijo no haber presenciado las discusiones de la alcaldesa y el oficial.

Por su parte, los dos agentes fueron las personas, que, según apunta Pilar López, estaban en comisaría cuando fue a preguntar por los polémicos precintos, como así lo confirmaron en su comparecencia ante el tribunal. Durante la declaración en el juzgado del inspector jefe habrían salido a relucir los conflictos en la Policía Local y que el oficial abrió un expediente a estos agentes.

En el procedimiento contra el número dos de la Policía Local también pasó por el juzgado sarriano la alcaldesa, quien se ratificó en su denuncia, así como el agente acusado. Este, que declaró como investigado, negó tal desobediencia y afirmó que la regidora lo insultó, además de asegurar que no discutieron por el pago de las gratificaciones y que desconocía la existencia de los precintos porque solo los usó una vez hace 15 años.

El jefe de la Policía de Sarria dice que no hubo amenazas del...
Comentarios