El humo cegó al maquinista del Alvia que se negó a pasar por el túnel de Oural

Un Alvia sale del túnel de Oural con dirección Lugo. (Foto: Toño Parga)
photo_camera Un Alvia sale del túnel de Oural con dirección Lugo. (Foto: Toño Parga)

La explicación para que el maquinista que conducía hace una semana un tren Alvia que cubría la línea Madrid-Ferrol y que al llegar al túnel de Oural decidió regresar a Monforte por no ver la boca de salida, temiendo que el pasaje estuviese inutilizado, fue, según varias fuentes consultadas, una gran cantidad de humo que inundó el túnel procedente de un convoy de mercancías remolcado por dos locomotoras diésel que pasó unos minutos antes.

El túnel tiene 130 años de antigüedad, es muy estrecho y no dispone de ningún sistema de extracción de gases. En cuanto a sistemas de seguridad, cuenta con garitas excavadas en la roca a lo largo de sus casi dos kilómetros de longitud, en las que se pueden refugiar entre una y cuatro personas. Sin embargo, la distancia entre las puertas de un coche de viajeros y las paredes del túnel son mínimas, de apenas un metro.

Consiga AQUÍ la información completa

Comentarios