El Grupo Mixto considera que los presupuestos son ''irreales'' y ''regresivos''

La mayoría de los partidos integrados en el Grupo Mixto han considerado hoy que los presupuestos son "irreales, regresivos y desprecian" a las comunidades, además de que responden, en exclusiva, al "país de las maravillas" y a "la imaginación" del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Así lo han expresado los portavoces de Amaiur, ERC, BNG, CC-NC-PNC, Compromís y Geroa Bai, e incluso del Foro Asturias, que por primera vez este año apoyará las enmiendas de totalidad en el debate de los presupuestos para 2014, que hoy celebra su segunda jornada en el Congreso.

El portavoz de ERC, Alfred Bosch, ha arremetido contra el ministro y "su país de las maravillas" que "sólo está en su imaginación" y ha calificado de "cantos de sirena" sus vaticinios de que hay que salir todos juntos de la crisis.

Bosch ha relatado los desequilibrios que existen en Cataluña donde el Gobierno cada vez gasta menos, algo que ha interpretado como un "reconocimiento de la independencia" y, por tanto, "ya no merece invertir".

"Cuando sus hijos les dicen que se quieren emancipar les quitan el plato de la mesa", ha dicho este portavoz, que ha emulado esta situación con las pretensiones de independencia de Cataluña.

En este marco, Bosch ha asegurado al ministro que dentro de unas semanas estará la pregunta y la fecha del referéndum de la independencia de Cataluña y se convocará a la gente para votar, "que es cómo se solucionan los problemas gordos en democracia".

Para el diputado de Amaiur Rafael Larreina los presupuestos no responden a la realidad económica, social y política del País Vasco, y suponen un "nuevo impulso al desmantelamiento del estado del bienestar", con recortes en pensiones y servicios sociales.

Larreina ha asegurado que el problema no está en los gastos sino "en la insuficiencia de los ingresos", en tanto que ha subrayado que el Gobierno ha demostrado falta de compromiso en la lucha contra el fraude fiscal, "que es lo que lleva a la desigualdad".

En la misma línea se ha expresado la diputada del BNG Olaia Fernández Davila, quien ha asegurado que en los presupuestos no hay medidas para luchar contra el fraude fiscal, lo que hace que el sistema sea menos justo y se produzca el empobrecimiento de amplias capas de la población.

A su juicio, en las cuentas "irreales" que propone el Gobierno se antepone la consolidación fiscal a la creación de empleo, "que debería ser la prioridad".

Por su parte, la diputada de CC-NC-PNC Ana Oramas ha dicho que los presupuestos ratifican el "desprecio" del Gobierno a las demandas de los más de dos millones de ciudadanos que viven en las islas.

"Son catastróficos para el Estado, pero sobre todo para Canarias, que con una participación del 4 % en el producto interior bruto (PIB) español recibe el 3,2 % de las inversiones", ha añadido Oramas.

Para el diputado de Compromís Joan Baldoví, los presupuestos no pueden ser los de la recuperación porque el propio Ejecutivo afirma que se seguirá destruyendo empleo.

Según la portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos, los presupuestos son la "expresión de la derecha incapaz" y pese a que se definan como "los de la recuperación" son más bien "los de la rendición".

Respecto a la opinión de Montoro de que se ve "la luz al final del túnel", ha confiado en que no sea "un tren que viene de frente". Barkos ha concluido que a los presupuestos "les tienen sin cuidado las millones de personas que se quedan fuera de esa supuesta recuperación macroeconómica".

Por parte de las formaciones que no han presentado enmiendas a la totalidad, el portavoz de Foro Asturias, Enrique Álvarez Sostres, ha anunciado que por primera vez apoyarán las de los otros grupos, así como "todo aquellos que beneficie Asturias", lo presente quien lo presente.

Ha criticado unos presupuestos que "castigan" a su comunidad y que son "irreales", "antisociales" y "muy agresivos" con el estado del bienestar.

El portavoz de UPN -formación que tiene un acuerdo con el PP que incluye el apoyo a los presupuestos- Carlos Salvador, ha supuesto que "a pesar de la acción del Gobierno" el futuro va a ser mejor que el presente, aunque se ha mostrado en contra de las enmiendas a la totalidad y de los "discursos apocalípticos".

Comentarios