Sábado. 22.09.2018 |
El tiempo
Sábado. 22.09.2018
El tiempo

El gobierno sarriano queda solo en el pleno en la defensa del plan especial

Ediles de la oposición (derecha), López y Castro (al frente)
Ediles de la oposición (derecha), López y Castro (al frente)
La oposición pide medidas para desbloquear Ponte Ribeira y el bipartito culpa a la CHMS y descarta retirar el proyecto del casco histórico

El gobierno en minoría de Sarria se quedó solo en el pleno de ayer en la defensa del plan especial de protección del casco histórico y el Camino de Santiago, documento urbanístico que aprobó el pasado año y que descarta anular, tal y como pedía el PP.

Los populares responsabilizaron a este plan del bloqueo que sufren las obras en Ponte Ribeira y defendieron su retirada como única opción para poder reiniciar los trabajos en el puente. "Levan sete meses con Ponte Ribeira empantanado por un novo problema que crearon vostedes, que foi aprobar pola porta de atrás o plan especial. Agora non lle dan para adiante porque non poden e para atrás non queren", declaró el portavoz popular, José Antonio García, quien calificó de "desolador este panorama por causa da súa incompetencia máis absoluta".

Los exconcejales de CxG también cuestionaron el plan especial y el edil de IG reclamó a la alcaldesa sarriana que "se poña en marcha e tome a iniciativa" para desbloquear las obras en el puente.

Todos ellos aprobaron la moción del PP instando al gobierno a contestar de forma inmediata y expresa todas las alegaciones al documento y estimar la anulación del plan solicitada por este partido. Además, salió adelante la propuesta para estudiar responsabilidades patrimoniales de los concejales del gobierno en caso de que se pierdan las anualidades comprometidas por CHMS y Diputación para Ponte Ribeira.

Tanto la regidora, como la edila de urbanismo y el teniente de alcalde, Efrén Castro, sostuvieron que los trabajos en Ponte Ribeira son objeto de un "bloqueo político", del que culparon a la Confederación Hidrográfica. Defendieron que el plan especial -que, según dijeron, aprobaron en noviembre del pasado año para no perder una subvención para pagar al equipo redactor- no es impedimento para las obras porque el proyecto del puente es posterior.

"A culpa da parálise non é do Concello", afirmaron, al tiempo que dejaron entrever que seguirán adelante con el documento urbanístico porque "o pleno non pode anular unha cuestión que é competencia da xunta de goberno".

Tras este anuncio, Manuel Valiña propuso la creación de una comisión con portavoces políticos y representantes de CHMS y Xunta para intentar buscar soluciones, petición que fue aceptada.

El PP fue muy crítico con la alcaldesa por convocar por segunda vez un pleno sin asuntos en el orden del día, dejando fuera las dos mociones del partido, que se debatieron por urgencia. El portavoz popular, José Antonio García, aseguró que "é a primera vez na historia de Sarria que un alcalde se nega a incluír mocións presentadas en tempo e forma", razón por la cual estudiará "medidas legais contra ese modo de actuar" de la regidora.

"Vostede non ten capacidade para estar onde está e non quere que se lle pregunte. Vostede non merece o soldo", señaló García, quien acusó al gobierno de actuar "con chulería" y de tratar con "desprezo" al pleno, del que depende para aprobar asuntos como los presupuestos o el PXOM.

La regidora alegó que no hay temas para convocar un pleno cada mes. "É unha perda de tempo e de cartos, porque conleva dúas comisións previas que poden custar 1.000 euros", argumentó. La oposición desmintió estas cifras y dijo que los plenos no suponen un mayor coste porque se redujeron las dietas a la mitad. "Non sexa tan ruín dicindo que é por unha cuestión económica", añadió García.

El gobierno sarriano queda solo en el pleno en la defensa del plan...
Comentarios