sábado. 28.03.2020 |
El tiempo
sábado. 28.03.2020
El tiempo

El Gobierno acelera la puesta en marcha de los astilleros de Navantia

El Gobierno ha autorizado al Ministerio de Industria, Energía y Turismo a firmar con Navantia un convenio de colaboración para el programa de construcción de dos buques de acción marítima oceánicos (BAM) con una segunda fase que tendrá un importe de 335 millones de euros para el periodo 2014-2019.

La intención del Ministerio de Industria y de Defensa es acelerar estos contratos y la puesta en marcha de los encargos para que los astilleros puedan ponerse a trabajar en los próximos días o semanas, ha indicado hoy la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros.

La nueva fase que empieza ahora, para el periodo 2014-2019 y que cuenta con un compromiso de financiación de 335 millones, será financiada por el Ministerio de Industria por su elevado interés e impacto industrial y tecnológico.

La primera fase del programa, para desarrollar en el periodo 2006-2012, tuvo un aporte de 294 millones de euros y concluyó con la entrega a la Armada de 4 unidades contratadas.

Por cada euro de facturación de Navantia con este proyecto, se genera una demanda agregada de la economía española de 3,1 euros, ha añadido, mientras que por cada euro de facturación de Navantia, el PIB de la economía se incrementa en 1,2 unidades monetarias.

Asimismo, ha indicado Sáenz de Santamaría en la conferencia de prensa, por cada millón de euros anuales de facturación, se generan cerca de 17 empleos anuales directos e indirectos durante un periodo de 4 años y un valor añadido directo e indirecto para la economía de 114,8 millones de euros anuales.

Además espicificó que durante el periodo de construcción, se generan también 1.350 ocupados directos e indirectos al año.

El Gobierno puso en marcha a comienzos de agosto la construcción de dos nuevos buques de acción marítima (BAM) oceánicos, con un coste estimado de 166,7 millones de euros cada uno, al autorizar el contrato de "orden de ejecución" entre el Ministerio de Defensa y Navantia.

La construcción se llevará a cabo entre 2014 y 2019 en los astilleros de San Fernando (Cádiz) y Ferrol.

Los BAM proporcionan la capacidad de protección de los intereses nacionales en el ámbito marítimo y pueden ser empleados en situaciones de baja intensidad, sin necesidad de emplear unidades de mayor porte como las fragatas.

El Gobierno acelera la puesta en marcha de los astilleros de Navantia
Comentarios