Domingo. 19.11.2017 |
El tiempo
Domingo. 19.11.2017
El tiempo

CASO ALVIA Y CATALUÑA

El fiscal superior de Galicia sugiere una "planificación" tras los últimos incendios

Fernando Suanzes considera que la ola de fuegos del 15 de octubre, como la de 2006, cuenta con "circunstancias o parámetros que inducen a pensar que tiene un cierto carácter intencional y tal vez una coordinación"

El fiscal superior de Galicia, Fernando Suanzes, considera que la ola de incendios del 15 de octubre, "como la de 2006", cuenta con "características peculiares", en alusión a una serie "de circunstancias o parámetros que inducen a pensar que tiene un cierto carácter intencional y tal vez una planificación, una coordinación". Y eso es lo que ha motivado la investigación de la Fiscalía Superior, ha remarcado.

En una entrevista concedida este domingo al circuito gallego de la cadena Ser, Suanzes ha querido "dejar claro" que esa indagación resulta "totalmente distinta" a la de cada caso individualizado, que es "competencia exclusiva de los juzgados de instrucción". "Lo que vamos a determinar, en una primera fase, es si la mayoría de los supuestos son dolosos, son intencionales o por imprudencia y, en una segunda, con los grupos especializados, veremos si eso deriva de una planificación coordinada, concertada", que vaya "más allá de dos o tres personas".

El fiscal superior ha recordado en esta emisora, asimismo, que el Código Penal, "desde un punto de vista estrictamente jurídico", regula la organización criminal como" grupos de más de dos personas que actúan de forma planificada, con reparto de funciones, que persiguen como fin cometer delitos, con un carácter más o menos permanente o estable", algo que "es muy difícil llegar a demostrar en la práctica". Sin embargo, no cree que haya que cambiar el Código Penal, tal y como solicitó el presidente de la Xunta, como necesidad para equiparar a incendiarios y terroristas, porque "el delito de incendio está suficientemente castigado".

Las imprudencias van de los seis meses al año de cárcel pero, "cuando se pone en peligro la vida o la integridad de las personas", se elevan hasta una horquilla que va de los diez a los veinte años de prisión y "son penas considerables", ha expuesto.



El fiscal superior de Galicia sugiere una "planificación" tras los...