sábado. 28.03.2020 |
El tiempo
sábado. 28.03.2020
El tiempo

El factor Ángel Carro quiere ser de récord

Fydriszewski, en acción
Fydriszewski, en acción
El Lugo busca igualar la racha hoy de cinco triunfos como local en Segunda División para mantenerse entre los mejores. El Numancia todavía no ha ganado lejos de Los Pajaritos

Ganar para mantener un estatus laboriosamente conseguido. Ganar para sostener una marcha envidiable, generadora de admiración y respeto en la Segunda División, y continuar sumando puntos y prestigio en la temporada. Ganar para alcanzar los 26 puntos y dar otro paso más hacia una permanencia que es el objetivo mínimo pero que club y afición quieren desterrar cuanto antes.

El Lugo debe ganar hoy (18.00 horas) al Numancia para que el Ángel Carro siga soñando con estar entre los elegidos. Aunque ese sueño pueda ser efímero, un triunfo ante los sorianos en casa arraigará un momento roto en Oviedo, pero que no acaba para el seguidor rojiblanco.


La clave Paciencia con el balón El Lugo deberá mover el balón con paciencia y velocidad para romper el muro numantino

Ganar permitiría además igualar una nueva marca en la categoría de plata. Si el Lugo de Francisco ya es el equipo con una mejor racha de partidos seguidos ganados —cuatro, entre las jornadas cuatro y siete— y el que ha sido líder en solitario de Segunda por primera vez en la historia, de imponerse al Numancia igualaría la mejor racha de victorias enlazadas en casa: las cinco conseguidas entre los partidos 24 y 32 de Liga de la campaña 2014-2015 con Quique Setién en el banquillo lucense.

Para que los retos del Lugo puedan ser una realidad es imprescindible un marcador a favor frente al Numancia, un equipo que ha estado en la parte alta de la clasificación casi desde el comienzo, pero que todavía no ha ganado lejos de Los Pajaritos. Es una larga mala racha la de los sorianos a domicilio. Dura desde el 15 de marzo, en la temporada anterior, cuando vencieron por 1-3 en el Martínez Valero a un Elche que acabó descendiendo a Segunda B.

Es un conjunto de dos caras el grupo de Jagoba Arrasate. Una especie de equipo de múltiple personalidad. Sólida y fiable en su propio terreno, débil y apocada cuando sale por la puerta de su casa.

A pesar de que el rendimiento en campo contrario es cuestionable en los castellano-leoneses, son un equipo peligroso por la calidad de futbolistas ofensivos como Manu del Moral, Pablo Valcarce o Marc Mateu. También muestra un centro del campo con mimbres para combinar el despliegue defensivo, con Diamanka como eje, con la distribución de Íñigo Pérez.

VUELVE CAMPABADAL. Para romper el sistema defensivo soriano, Francisco contará con una arma extra. El lateral derecho Eduard Campabadal vuelve tras su lesión y la baja de Leuko por compromisos internacionales. El carrilero catalán será un apoyo para Campillo en la derecha y dará amplitud a un campo en donde el Lugo tendrá que tener paciencia.

Se encomendará a la creatividad de Fede Vico y Campillo, al despliegue de Azeez, la templanza y la seguridad de Seoane y al empuje arriba de Cristian Herrera y Francisco Fydriszewski.

La parte de atrás no sufrirá demasiados cambios, salvo el obligado de Campabadal por Leuko. Juan Carlos seguirá bajo palos, con Luis Ruiz en el otro lateral y Bernardo Cruz e Ignasi Miquel como defensas centrales.

Entre todos deberán regresar al triunfo. Será un once que garantice solidez y alegría con espacios. Albarracín y Pita esperarán su papel de revulsivo si es preciso acelerar hacia los 26 puntos.

El factor Ángel Carro quiere ser de récord
Comentarios