Jueves. 20.09.2018 |
El tiempo
Jueves. 20.09.2018
El tiempo

El dueño de O Garañón cree que debe derruirse y plantea otra urbanización

Esqueleto del edificio de O Garañón
Esqueleto del edificio de O Garañón
El TSXG falla contra las licencias de construcción y urbanización, lo que obliga a variar el proyecto de las cuestas del Parque

El promotor del edificio de O Garañón y de la urbanización de las cuestas del Parque de Rosalía tiene ya asumido que el polémico edificio debe ser demolido, según confirmó el abogado del mismo, Javier Calvo. Es su reacción a dos sentencias conocidas este miércoles, en las que el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia da la razón a Patrimonio de la Xunta y valida los dos informes que emitió en contra de la licencia de construcción del edificio y de la licencia de urbanización de toda la unidad CS-5, la de las cuestas del Parque.

Pese a que ambas sentencias pueden ser recurridas ante el Tribunal Supremo, Calvo opinó que "el edificio está condenado. Nosotros ya le ofrecimos al Concello a empezar con la demolición cuando se nos ordenó cerrar la obra paralizada, pero el Concello dijo que no quería hablar de nada hasta conocer la sentencia del TSXG". Está determina que, tal y como dictaminó Patrimonio, el bloque afecta a BIC, el sanatorio Portela, y no se podía otorgar la licencia.

No obstante, el abogado aclaró que la promotora procederá al derribo si el Ayuntamiento asume los costos, y que además reclamará indemnización por lo que costó edificarlo. Otra cosa es el proyecto de la urbanización en la que se integraba el edificio, la unidad CS-5. En este caso, el TSXG también da la razón a Patrimonio, que denegó la licencia al considerar que tal y como estaba planteado afectaba de manera irreversible al Parque, sobre todo en lo que respecta a la conservación de las vistas. Según se desprende de las declaraciones de Javier Calvo, el interés del promotor es "resolver con Patrimonio el problema y ver cómo se pueden disponer los edificios. Las sentencias no anulan la edificabilidad, sino la manera en que estaba distribuida".

El abogado aseguró que existe terreno más que suficiente en las cuestas como para edificar y, a la vez, salvar las vistas desde el Parque, aunque eso signifique modificar los volúmenes de los edificios que se plantearon en la unidad de actuación anulada y reposicionar los mismos en las parte de abajo de las cuestas. "Cree que hay posibilidades de poder construir total o parcialmente la edificabilidad que tenemos concedida", aunque aclara que eso también dependerá de si el gobierno local quiere mantener los espacios de servicio y ajardinados que había pactado con el promotor en el convenio para desarrollar la zona. "Si al final tenemos que renunciar a parte de la edificabilidad concedida, pediremos al Concello las indemnizaciones que nos correspondan", aclara Calvo.

En este sentido, el representante legal de la promotora insistió en que no cree que haya problema para alcanzar un acuerdo para poder seguir adelante con la idea de urbanizar esos terrenos, pero también advierte de que si dicho acuerdo con el Concello y con Patrimonio de la Xunta no es posible, ellos reclamarían judicialmente las indemnizaciones por el total de la edificabilidad concedida previamente y por el precio del solar.

El dueño de O Garañón cree que debe derruirse y plantea otra...
Comentarios