miércoles. 05.08.2020 |
El tiempo
miércoles. 05.08.2020
El tiempo

El descuento en las barracas, que alguna no respetó, llenó el ferial

Ambiente en el ferial, este sábado
Ambiente en el ferial, este sábado
Los padres se quejaron porque el Ratón Vacilón cobró la entrada a 2,5 o 3 euros en una jornada en la que el precio debía ser solo de 2

Los descuentos en el precio de las barracas infantiles, cuya entrada costaba 2 euros, sirvieron este sábado de reclamo para que numerosos lucenses y visitantes acudieran al ferial, animados también por el buen tiempo que reinó durante la jornada. Sin embargo, no todos los carruseles respetaron esa medida y algunos padres se quejaron de que el Ratón Vacilón la cobrase a 2,5 o 3 euros, según el momento de la tarde.

El comisario del ferial acudió a las instalaciones a recordar a su propietario que el precio universal a dos euros se acordó a cambio de permitir a los barraquistas prolongar su estancia durante este fin de semana aunque oficialmente las fiestas terminaran el pasado jueves. Desde el Concello se recordó que, en caso de persistir en su actitud hoy, se tomarían medidas, aunque sin especificar cuáles.

El recinto se fue animando cada vez más a medida que avanzaba la tarde, aunque la afluencia de gente fue menor que en los días festivos, cuando por momentos era prácticamente imposible caminar por la zona.

Las atracciones infantiles mantienen los viajes a dos euros durante el día de hoy, última oportunidad para disfrutar de las barracas


Ajenos totalmente al fin de las patronales, los pequeños de la casa pudieron disfrutar de los carruseles a un precio de dos euros por viaje, una iniciativa que supone sin duda un importante ahorro para el bolsillo de los progenitores. "Puede que un euro de diferencia no parezca mucho, pero si se montan en varias barracas o si tienes varios hijos, al final se nota bastante", comentaban.

Los descuentos del Día del Niño continuarán durante la jornada de hoy, cuando las atracciones instaladas en las inmediaciones del Parque de Rosalía de Castro cerrarán definitivamente sus puertas hasta el próximo San Froilán. Las casetas del pulpo, sin embargo, y como es habitual año tras año, seguirán abiertas hasta finales de octubre. De hecho, los hosteleros ya tienen reservas para los próximos días, especialmente para los fines de semana.

Tanto los responsables de las casetas como los hosteleros del casco histórico hicieron un balance "muy positivo" de los festejos, que este año se vieron favorecidos por un clima estival que permitió hacer frecuente uso de las terrazas.

Entre los vendedores hubo opiniones de todo tipo, aunque la mayoría de ellos mostraron sus quejas por las tasas que pagan para instalarse durante las fiestas de San Froilán, ya que las consideran "demasiado elevadas" y aseguran que no se vende tanto como otros años.

Lo que sí se redujo de forma considerable fue la presencia de manteros en las calles de la ciudad. De hecho, la Policía Local realizó un seguimiento durante las fiestas y levantó los puestos improvisados por los vendedores ilegales.

A media tarde de ayer, los manteros instalados en las cuestas del parque recogieron apresuradamente su mercancía en cuanto apareció una patrulla, aunque los agentes permitieron que guardaran sus pertenencias y abandonaran tranquilamente la zona.

El descuento en las barracas, que alguna no respetó, llenó el ferial
Comentarios